Compartir
Publicidad

Realizar ejercicio físico ayuda a reducir la presión arterial incluso más de lo que se creía, según el último estudio

Realizar ejercicio físico ayuda a reducir la presión arterial incluso más de lo que se creía, según el último estudio
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Padecer hipertensión a tener una presión arterial demasiado alta puede suponer un riesgo para nuestra salud. Entre otras cosas, aumenta el riesgo de padecer un infarto, hemorragias o trombosis. Es por eso que aquellas personas que lo sufren tienen que cuidarse de manera especial, consumir medicamentos e incluir en su vida hábitos saludable.

Una de las recomendaciones que se hace de manera más habitual en cuanto a hábitos es que las personas que sufran de hipertensión hagan ejercicio físico. Esta recomendación es beneficiosa incluso cuando ya estamos tomando las medicinas prescrita. Una nueva investigación publicada hace tan solos unos días ayuda a hacerse una idea de la importancia del deporte en la reducción de la presión arterial.

Esta investigación encuentra que, al compararse la acción del deporte sobre la tensión con la acción de las medicinas específicas para reducir la tensión, los efectos observados son similares. Para llevar a cabo este estudio los investigadores analizaron la información de 194 investigaciones que estudiaban la efectividad de los fármacos en la reducción de la presión sistólica y de otras 197 que estudiaban el efecto del ejercicio físico. Estas investigaciones suponían analizar la información de 39.742 personas.

Charlotte Karlsen 585721 Unsplash

En el caso del ejercicios físico se analizaban ejercicios de resistencia como caminar, correr, hacer ciclismo o nadar. También se analizaron ejercicios de fuerza como planchas, ejercicios isométricos o uso de mancuernas. Posteriormente se analizo el efecto de todos los tipos de ejercicio en comparación con todas las medicinas para reducir la presión sanguínea; cada uno de los diferentes tipos de ejercicio físico con cada una de las diferentes medicinas y diferentes intensidad de ejercicio físico con diferentes dosis de medicina.

Posteriormente se tuvo en cuenta solo las investigaciones que se centraban en personas que tuvieran un presión sanguínea alta, ya que muchas otras estaban realizadas en personas jóvenes con unabuena presión sanguínea. Los resultados sugerían que hacer deporte - especialmente si combinaban ejercicios de resistencia y de fuerza - daban resultados similares a los de las medicinas.

Una de las cosas importantes que señalan los autores de la investigación es que en ningún caso la idea es que aquellas personas que necesiten las pastillas las cambien por el deporte. Más bien, se trata de hacer una combinación y de utilizar el deporte como ayuda y como prevención. Este estudio nos sirve no para cambiar un tratamiento por el otro, sino para hacernos una ideal real de la importancia que el ejercicio físico tiene cuando padecemos de tensión alta.

Imágenes | Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio