Compartir
Publicidad

El consumo excesivo y habitual de alcohol eleva la presión arterial y el riesgo cardiovascular

El consumo excesivo y habitual de alcohol eleva la presión arterial y el riesgo cardiovascular
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El consumo de alcohol, aun en pequeñas cantidades, presenta un riesgo para nuestro organismo dado que afecta negativamente diferentes órganos y sistemas del cuerpo humano. Sin embargo, un estudio recientemente publicado en la revista de la American Heart Associatiom es el primero en demostrar que el consumo excesivo y habitual de alcohol eleva la presión arterial y el riesgo cardiovascular.

Más alcohol y riesgo de hipertensión

El estudio realizado con datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Estados Unidos, es el primero en comprobar los efectos del consumo de alcohol en adultos jóvenes de entre 18 y 45 años de edad, que es el grupo que más ingiere bebidas alcohólicas.

Tras considerar nivel de actividad física y otros factores de la dieta, se observó que quienes más alcohol consumen en exceso (5 unidades o más en hombres y 4 o más en mujeres en una ocasión), presentan mayores niveles de presión arterial y también un peor perfil lipídico, todo lo cual se asocia a mayor riesgo de sufrir hipertensión arterial así como también otros problemas cardiovasculares.

Asimismo, los hombres que ingirieron 1 o 2 bebidas diarias con alcohol tenían mayor riesgo de hipertensión que aquellos que no bebía, mientras que en mujeres el riesgo se incrementó a partir de las 3 bebidas diarias. Esto indica que aun en pequeñas cantidades, si se bebe alcohol de forma habitual, éste perjudica la salud.

Aun en pequeñas cantidades, si se bebe alcohol de forma habitual, éste perjudica la salud

No hay una dosis sana ni moderada de alcohol, sino que hasta una copa diaria puede resultar perjudicial. Y si no bebemos a diario, ingerir en exceso alcohol de forma ocasional, por ejemplo, una vez al mes, igualmente eleva la presión arterial y perjudica nuestra salud incrementando el riesgo cardiovascular.

Por eso, nada mejor que evitar bebidas con alcohol al máximo y en su reemplazo, acudir a bebidas saludables, con buenos nutrientes, sin calorías vacías ni sustancias que dañan el organismo progresivamente.

Imagen | Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio