Compartir
Publicidad
Publicidad

Trucos para prevenir la gripe y los resfriados

Trucos para prevenir la gripe y los resfriados
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la llegada del otoño y el final del verano regresa la temporada de gripe, y resfriados, una época en la que muchos de nosotros nos vemos afectados por este malestar, que aunque leve es molesto. Es importante que para evitar el contagio sigamos una serie de medidas higiénicas que nos ayudarán a mantener alejada la gripe y los resfriados.

Ante todo debemos ser conscientes de que la gripe y los resfriados están producidos en su mayoría por virus que contraemos a través del entorno que nos envuelve, por ello es necesario que mantengamos la mayor asepsia posible en nuestra vida cotidiana, es decir, la máxima desinfección es fundamental para poder hacer frente a este tipo de infecciones. Desde luego que no todo es dos más dos en lo que a enfermedades se refiere, pero la higiene es un paso importante a la hora de no contraer una enfermedad.

Ante todo es importante que los virus causantes de los resfriados y la gripe se contagien principalmente por vía respiratoria y al entrar en contacto con personas afectadas u objetos de esas personas. Por este motivo es importante que siempre mantengamos una buena higiene en partes de nuestro cuerpo que manipula objetos y entran en contacto habitual con personas. Para lograrlo es aconsejable lavar a menudo las manos con agua y jabón y si no podemos hacerlo debemos echar mano de un desinfectante o de toallitas limpiadoras que nos ofrecerán una limpieza instantánea.

Además de mantener las manos limpias, es aconsejable, sobre todo los meses de otoño e invierno que al legar a casa realicemos gárgaras con agua para limpiar las posibles bacterias que se hayan acumulado en la garganta y que pueden ser las causantes de un resfriado. Simplemente bastará con dedicarle unos segundos y eliminaremos enormemente el riesgo de padecer cualquier dolencia invernal.

Junto a estas recomendaciones es importante que cuando estornudemos nos llevemos a la boca un pañuelo con el que tapemos nariz y boca, ya que de este modo conseguiremos evitar que los gérmenes salgan al exterior pudiendo contagiar a cualquier persona. SI no disponemos de un papel debemos llevarnos la mano a la cara para taparnos la boca y la nariz y acto seguido debemos limpiar las manos para eliminar cualquier resto de infección.

Debemos ser especialmente cuidadosos a la hora de tocarnos manos, ojos y boca. Se trata de partes por las que suelen entrar las bacterias y demás sustancias patógenas a nuestro organismo. Por este motivo debemos mantener siempre una correcta higiene en estas partes del cuerpo, y evitar dentro de lo posible frotarnos estas partes del cuerpo y tocarlas habitualmente, pues de esta manera aumentamos el riesgo de contagiarnos con un resfriado.

En el caso de estar enfermos de gripe o resfriado lo mejor es permanecer en casa hasta que el virus remita, ya que el riesgo de contagiar a las personas de nuestro entorno es alto. Aún así no debemos olvidar que la alimentación es importante para evitar resfriarnos. Es necesario que reforcemos nuestro sistema inmunológico aumentando las defensas. Para lograrlo debemos echar mano de alimentos ricos en vitamina C, que nos ayudarán a fortalecer nuestro organismo y proteger la salud.

Imagen | wmstadler

En Vitonica | ¿Qué puedes hacer cuando tienes la gripe? En Vitonica | Las calorías justas para prevenir la gripe En Vitonica | Diferencias entre una gripe y un resfriado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos