Compartir
Publicidad

Cien días seguidos haciendo sentadillas

Cien días seguidos haciendo sentadillas
0 Comentarios
Publicidad

Todavía algunos piensan que los músculos deben descansar un tiempo determinado antes de volver a ser ejercitados y esto es uno de los mitos del entrenamiento que más se han extendido en el ámbito del entrenamiento. La realidad es que si regulamos correctamente parámetros del entrenamiento como la intensidad y el volumen, entre otros, podríamos entrenar incluso a diario el mismo ejercicio sin tener ningún problema y consiguiendo los objetivos que tengamos en mente.

Prueba de ello es lo que ha comprobado el propio Brad Dieter, científico que siempre cuestiona los dogmas, al realizar el reto de cien días seguidos haciendo sentadillas, pretendiendo precisamente acabar con los mitos y demostrar qué sucede exactamente al realizar este reto.

Cómo realizó su rutina de sentadillas durante cien días

En primer lugar, eligió una serie de porcentajes en base a cada día de la semana, siendo los siguientes:

  • 85% del 1RM durante lunes, martes y miércoles.
  • 87.5% del 1RM durante jueves, viernes y sábado.
  • 90% del 1RM los domingos.

Además de esto, realizaba un levantamiento muy pesado cada día, concretamente con los siguientes porcentajes:

  • 92.5% del 1RM lunes, martes y miércoles.
  • 95% del 1RM los jueves, viernes y sábados.
  • Y finalmente, récord personal los domingos al 102.5%.

Su sesión diaria era de la siguiente forma:

Peso

Repeticiones

Barra

10

55%

8

65%

5

75%

5

85%

3

90%

2

100%

1

Récord personal

1

Los resultados de la prueba y sus sensaciones

Asegura que no fue fácil, pero que pudo cumplir con los cien días por completo. Lo más impresionante es que aumentó en 60 libras, unos 27Kg, su 1RM durante los cien días, mucho más de lo que él esperaba, además de aprender que siempre se puede ir contra corriente y superar los límites de nuestra mente.

Entre otras cosas, se demostró asímismo que el cuerpo es más fuerte que la mente, comenzar es la parte más complicada, el éxito llega tras el trabajo duro, alcanzar los objetivos no siguen un proceso lineal y también aprendió a diferenciar entre dolor y lesión.

Vía | t-nation

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio