Compartir
Publicidad

Cinco ejercicios para estirar tus cuádricpes

Cinco ejercicios para estirar tus cuádricpes
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los ejercicios de estiramiento son de gran importancia para prevenir duraderos dolores así como lesiones y más aun si se trata de un músculo grande y con excesivo trabajo como son los cuádriceps. Por eso, hoy traemos cinco ejercicios para estirar tus cuádriceps que consisten básicamente en un mismo gesto con diferentes posturas.

Ideales para corredores, ciclistas, jugadores de fútbol, y para todo tipo de personas físicamente activas, los cinco ejercicios para estirar tus cuádriceps son:

estiramientos

El primer movimiento se inicia tumbado boca abajo con ambas piernas extendidas. Para estirar el músculo en cuestión debemos tomar con una mano el pie del mismo lado y por la flexión de la rodilla, presionar levemente hacia abajo para relajar el cuádriceps.

El segundo ejercicio es el mismo movimiento pero en posición de cuadrupedia, en la cual necesitamos un poco más de equilibrio. Podemos hacerlo con mano y pierna contraria. Sostenemos la posición unos segundos y cambiamos de lado.

En el tercer ejercicio vemos el popular estiramiento de cuádriceps que podemos realizar en cualquier lado, pues debemos hacerlo de pie, tomando el pie con la mano del mismo lado y flexionando las rodillas, estiramos el músculo. Si perdemos el equilibrio podemos apoyarnos con la mano contraria en una pared o semejante.

En el cuarto ejercicio tenemos una variante en la cual estiraremos los cuádriceps de ambas piernas a la vez, pues debemos arrodillarnos en el suelo o sobre una colchoneta y desde allí, en lo posible sin arquear la espalda, tiramos el tronco hacia atrás ayudándonos con los brazos, que deben permanecer extendidos mientras apoyamos las palmas de la mano. Las rodillas no deben separarse del suelo y los dedos de los pies deben dirigirse hacia atrás.

Por último, el ejercicio cinco propone una variante del primer ejercicio, pero de lado, que podemos realizar en la cama antes de levantarnos o también, antes de ir a dormir.

Recuerda que todos los músculos se benefician de un estiramiento bien realizado por lo tanto, ten en cuenta que no debes rebotar y que la tensión debe ser suave y constante por espacio de unos segundos, sin dolor y sin contener la respiración.

Imagen | Lululemonathletica

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio