Compartir
Publicidad

Consejos que te pueden ayudar a levantar más pesado

Consejos que te pueden ayudar a levantar más pesado
0 Comentarios
Publicidad

Cuando se trata de aumentar nuestra fuerza, no solo se trata de entrenar y planificar las rutinas para ello, aunque esto sea lo más importante, sino también influye cómo realizamos cada uno de los levantamientos en nuestros entrenamientos.

Hace tiempo os hablamos de la importancia de la respiración para aplicar la máxima fuerza posible en los distintos levantamientos, hoy vamos a intentar daros algunos consejos que pueden ayudaros a levantar más pesado y con menor riesgo.

Concéntrate para ser más fuerte

La concentración es fundamental en cualquier ámbito de la vida, pero cuando se trata de aplicar la máxima fuerza posible, más aún. No es lo mismo realizar una sentadilla pesada apretando bien el torso, que dejándolo totalmente lacio. Algunos consejos a tener en cuenta son los siguientes:

  • Coger aire antes de realizar el levantamiento: sea cual sea el levantamiento, pensando en un powerlifter, press de banca, sentadilla o peso muerto, es importantísimo coger todo el aire posible para generar un escudo compacto con el cuerpo. Además, en el caso del press de banca, nos ayudará a clavar más las escápulas en el banco y a generar una base de apoyo mucho más fuerte.
  • Aguantar el aire la repetición completa o soltarlo muy lentamente: de nada sirve que exhalemos el aire en la fase concéntrica por completo, ya que, de esta forma, nos descompactaremos y haremos que nuestra columna vertebral quede totalmente deprotegida, así que es importante realizar la maniobra de valsalva o en su defecto, exhalar muy lentamente el aire una vez hemos sobrepasado nuestro punto de estancamiento en el movimiento.
  • Colocarnos correctamente antes de iniciar el levantamiento: en sentadilla y press de banca, influye muchísimo el cómo nos coloquemos antes de ejecutar cada levantamiento, por eso es importante crear un pequeño protocolo de iniciación previa al levantamiento para automatizarlo y que cada vez que realicemos dicho movimiento, lo hagamos de una misma forma para poder seguir progresando sin dificultad.
  • Piensa que puedes levantarlo: si bien es cierto que muchas veces no tenemos fuerza y no debemos arriesgarnos, en otras ocasiones tenemos la fuerza suficiente pero el levantamiento no se produce, y suele ser debido a la negativa de levantar dicho peso por nuestra parte, es decir, no tenemos confianza en nosotros mismos. Aunque parezca mentira, si nosotros creemos que no vamos a levantar ese peso, aunque tengamos fuerza, no lo levantaremos.
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio