Compartir
Publicidad

Entrenamiento muy versátil con el saco de arena o Sandbag

0 Comentarios
Publicidad

Si entrenas a diario y te gusta ir cambiando las rutinas puede que llegue un momento en que se te acaben las ideas. Por eso me parece importante que conozcamos los distintos materiales que podemos utilizar para entrenar en un gimnasio o en nuestra propia casa. Si ya has probado el entrenamiento clásico, las kettlebells, el entrenamiento con base inestable, el TRX y demás medios, puedes darle una oportunidad al sandbag o saco de arena.

El saco de arena es precisamente eso: un saco lastrado con una serie de asas que hacen más fácil y cómodo su manejo. Suelen estar disponibles en distintas versiones con diferente pesos para poder realizar cualquier ejercicio y que sea accesible a todos los niveles. No es ninguna novedad, ya que se lleva usando bastante tiempo, pero sí es interesante su versatilidad a la hora de entrenar movimientos.

El saco de arena puede resultar útil para entrenar todos los grupos musculares del cuerpo: lo podemos utilizar como carga para realizar ejercicios analíticos, como un press de pecho, o bien para llevar a cabo movimientos multiarticulares, como una sentadilla frontal. Sin duda es más fácil de manejar que una barra o una mancuerna, y quizás más cómodo, sobre todo si no tenemos mucha movilidad en las articulaciones del tren superior.

Lo mejor del saco de arena, para mi gusto, es que nos permite trabajar en todos los planos del movimiento: no nos limitamos a press y pull, sino que podemos entrenar rotaciones y movimientos más complejos con transferencia tanto a nuestras actividades de la vida diaria como a otras actividades deportivas.

En la portada os dejo la primera parte de un vídeo de 30 ejercicios con sandbag, para que tengáis ideas para entrenar si os animáis a probarlo. A continuación la segunda parte.

Vídeos | Dalibor Petrinic en Youtube En Vitónica | Powerbag: alternativa para las pesas o halteras

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio