Compartir
Publicidad
Publicidad

La función del core en tu vida diaria

La función del core en tu vida diaria
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Cuando hablamos del core nos referimos al centro o núcleo de nuestro cuerpo. No hablamos solo de músculos, aunque generalmente se identifica con la musculatura abdominal superficial, profunda y con la musculatura del core; sino que nos referimos a un concepto más amplio en el que también están englobadas la columna vertebral, la pelvis y todos lo músculos y tendones que colaboran a la hora de mantenernos erguidos.

El core tiene diversas funciones que utilizamos en nuestro día a día: por un lado podemos hablar de la estabilización raquídea, que afecta a nuestra postura corporal, y por otro nos referimos también a su función como transmisor de fuerzas, ya que todos los movimientos que realizamos se originan en nuestra zona media, y de ahí pasan a nuestras extremidades.

Al estar tan relacionado con la salud y la higiene postural, el acercamiento al entrenamiento del core debemos realizarlo desde la perspectiva de la salud, más que desde la del rendimiento. No se trata de entrenar músculos aislados, sino de trabajar cadenas musculares y pares de fuerzas que actúan de forma sinérgica para ayudarnos a movernos de una forma más segura.

La función de estabilización raquídea nos ayuda en el control postural: comenzar los movimientos de nuestro día a día y ejecutarlos desde una postura sólida y correcta nos asegura un mínimo riesgo de lesión y un menor gasto de energía mientras los realizamos.

Una dolencia tan común en nuestra sociedad como es la lumbalgia, muchas veces causada por malas posturas mantenidas a lo largo de los años, puede prevenirse de forma efectiva a través de la reeducación postural y del entrenamiento del core, tanto en una postura estática como en movimiento.

Ejercicios isométricos, rotaciones del tronco, un buen tono del transverso del abdomen y del suelo pélvico, además de una buena organización de la columna, la cintura pélvica y la cintura escapular (Pilates es una buena elección de entrenamiento a este respecto) son ideales para que nuestro core esté disponible para cumplir sus funciones.

Imagen | iStock
En Vitónica | ¿Quieres más fuerza? Entrena tu core

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos