Compartir
Publicidad

La historia de Julius Yego, el atleta autodidacta que triunfo en Río 2016

La historia de Julius Yego, el atleta autodidacta que triunfo en Río 2016
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los pasados Juegos Olímpicos de Río 2016, triunfó ganándose la medalla de plata un atleta keniano llamado Julius Yego, cuya historia merece la pena conocer para saber que si realmente deseamos algo podemos lograrlo aun con bajos recursos.

Julius Yego obtuvo el segundo lugar en la prueba final de lanzamiento de jabalina pero en el Mundial de Atletismo de Pekín 2015 obtuvo su primer medalla de oro a nivel internacional y desde allí, su historia se volvió muy popular, pues llegó a donde llegó siendo un atleta autodidacta, sin entrenador en la mayor parte de su carrera.

Historia de superación

El mismo atleta cuenta que desde pequeño tenía una aptitud bien desarrollada: era capaz de lanzar todo tipo de objetos a larga distancia y en la aldea africana donde creció solían elaborar "jabalinas" con tronco de árboles que jugaban a lanzar.

Recién en el 2004 decidió dedicarse profesionalmente al lanzamiento de jabalina pero dado sus bajos recursos, perfeccionaba su desempeño mediante vídeos de YouTube de reconocidos atletas a los cuales imitaba, entrenando como ellos.

Así fue como Julius Yego inicio su carrera como atleta sin entrenador, siendo un autodidacta de escasos recursos que no bajo sus brazos en ningún momento y finalmente, es reconocido a nivel internacional en el mundo del atletismo.

En el siguiente vídeo puedes ver el claro mensaje que este deportista keniano nos deja: "si no tienes medios debes intentar improvisar con lo que tienes".


Sin duda su esfuerzo ha dado resultado, pues contra todo pronóstico y aunque este atleta pensaba que "tenía la vida en contra", ha llegado a ser un reconocido deportista y subcampeón a nivel mundial en Río 2016, por lo que, su historia de superación realmente emociona y es un verdadero aliento para muchos que, aunque crean que no pueden, nunca deberían bajar los brazos.

Además, la historia de Julius Yego que nunca olvidó sus raíces nos muestra que cuando algo se alcanza tras mucho esfuerzo los logros y el éxito se disfruta más, entonces, nunca deberíamos dejar de luchar por nuestros sueños.

Vídeo | GoPro
En Vitónica | Historias de superación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio