Compartir
Publicidad
Publicidad

Los golpes básicos de boxeo: ¡al ataque!

Los golpes básicos de boxeo: ¡al ataque!
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las propuestas que os hacíamos dentro de los siete propósitos que no deberían faltar en tu lista era la de probar un nuevo deporte o una nueva actividad y salir de esta forma de vuestra zona de confort para probar experiencias nuevas. ¿Qué os parecería iniciaros en el boxeo o en el kickboxing?

Muchos son los beneficios de estas disciplinas, que consiguen un trabajo completo del cuerpo, una musculatura ágil y un buen trabajo cardiovascular. Para que vayáis metiéndoos en faena hoy os explicamos la técnica de los cuatro golpeos básicos del boxeo, ¡en guardia!.

  • Jab: es el golpe con mayor alcance de los básicos, y uno de los más utilizados ya que nos permite distanciarnos del oponente a la vez que mantenemos bien la guardia. El jab o directo de izquierda consiste en propinar un puñetazo con la mano izquierda (si somos diestros) extendiendo el codo rápidamente de forma paralela al suelo, y retrayéndolo a su posición inicial de forma rápida. Al mismo tiempo que extendemos el codo debemos realizar una ligera rotación de cadera, que nos ayudará a imprimir más fuerza al golpe y a que éste se realice de frente.

  • Cross o directo: es el golpe más utilizado, más potente que el jab ya que se ejecuta con la mano derecha. La técnica es muy similar a la del jab, solo que en este caso el golpe parte desde atrás (si somos diestros, nuestra pierna derecha debe quedar detrás). A la vez que extendemos el brazo para golpear transferimos el peso desde la pierna de atrás a la de delante, lo que nos permite rotar el pie derecho sobre la punta y realizar así una pequeña rotación de cadera.

  • Uppercut o upper: uno de los golpes más espectaculares, si se realiza con la fuerza adecuada. En este caso el golpe parte de la mano derecha y desde abajo: se ejecuta un golpeo en dirección vertical que va directamente a la mandíbula del oponente. Para realizar este golpe debemos ayudarnos de una ligera extensión de rodillas, con lo que golpeamos con toda la fuerza de nuestro torso.

  • Crochet: se realiza con la mano derecha, y es un golpe lateral dirigido a la cabeza del contrincante. Es un golpe fuerte, pero más lento que el jab o el corss por la trayectoria del brazo. Se puede realizar con ambas manos, pero el más típico es el crochet de derechas, que va acompañado como siempre de una rotación de la cadera. También puede realizarse dirigido a la zona baja del cuerpo (hacia los riñones), para lo cual es importante flexionar las rodillas (no inclinarnos hacia delante).

Recuerda que la mano que no golpea debe mantenerse siempre en guardia (protegiéndonos la cara a la altura de la barbilla aproximadamente), y que los golpes deben ser rápidos y la mano que golpea debe regresar rápidamente a la posición inicial de guardia.

En el siguiente vídeo podéis ver la técnica de los cuatro golpes.

¿Quién se anima a probar alguna clase de boxeo este año?

Imagen | Thinkstock
Vídeo | Alberto Villa
En Vitónica | Cinco beneficios del kickboxing

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos