Publicidad

Naked Yoga: deja la ropa en la puerta

Naked Yoga: deja la ropa en la puerta
3 comentarios

Publicidad

Una disciplina deportiva puede evolucionar de mil maneras: puedes incorporar implementos para facilitar los ejercicios o bien para aumentar su dificultad (como es el caso del TRX aplicado al método Pilates), puedes cambiar el medio en el que se realiza la actividad (como el aqua-spinning, con las bicicletas sumergidas en una piscina), puedes combinarlo con otra disciplina existente (como el Piloxing, que combina Pilates y boxeo)... Bien, pues en Nueva York han decidido volver a lo básico y han creado el Naked Yoga: yoga desnudos, para que nos entendamos todos.

Cuando ya no le puedes meter más implementos a una disciplina, lo mejor es ir quitando cosas, en este caso la ropa. El Naked Yoga nació en el estudio Bold & Naked del barrio de Chelsea, en Nueva York, que es donde se fraguan todas las tendencias que darán que hablar en el mundo entero. Sus creadores, Joschi Schwarz y Monika Werner dan clases de yoga desnudos al precio de 25 dólares la sesión. ¿Qué os parece? ¿Os apuntaríais?

Pero la tendencia del Naked Yoga no es nueva: sus orígenes se remontan a algunas figuras religiosas de la India, y su práctica ganó adeptos durante los años 60, cuando los hippies dominaban el panorama social. Ya en 1975, el corto documental Naked Yoga, que se hacía eco de esta práctica, fue nominado a un premio de la Academia.

Los beneficios del Naked Yoga pasarían por la aceptación del propio cuerpo tal y como es: al encontrarse todos los asistentes desnudos, estos se liberan de los pensamientos negativos sobre su figura y se llega a una mayor conexión con uno mismo. Además, es una crítica no demasiado velada al consumismo, porque desnudos todos somos iguales.

Hay clases sólo para hombres, sólo para mujeres y también mixtas, y los que lo practican dicen que la desnudez es un problema sólo durante los primeros minutos de la clase. Una vez allí, y con todos en las mismas condiciones, te desinhibes y llegar a una conexión total con tu cuerpo.

Personalmente, creo que no es lo mío. ¿Creéis que tendrá éxito fuera de Nueva York? ¿Os animaríais a probarlo?

Imagen | Thinkstock En Vitónica | Asistimos a una sesión del "yoga rebelde" de Tara Stiles

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir