Compartir
Publicidad

Para tener en cuenta si entrenas durante el embarazo

Para tener en cuenta si entrenas durante el embarazo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El embarazo es una de las etapas biológicas más agradables en la vida de la mujer, pero al momento de continuar con el ritmo normal de entrenamiento, notaremos que la gestación puede ponernos algunas piedras en el camino, por eso, si entrenas durante el embarazo, ten en cuenta los siguientes aspectos:

  • Deberás orinar con frecuencia: es algo importante a considerar porque si sales a trotar o a pedalear por 30 minutos, es probable que tengas que ir al baño unas tres veces en este corto lapso de tiempo, entonces, entrena cerca de tu casa o hazlo dentro de esta. También puedes rebajar la intensidad del entrenamiento para reducir el reflejo de micción que nos empuja hacia el baño.
  • Sentirás más calor: el volumen sanguíneo se incrementa con el embarazo y como consecuencia la temperatura corporal se eleva, por eso, al entrenar podrás sentir más calor que antes. Esto puede convertirse en una molestia, para que no suceda, viste ropa ligera al entrenar y bebe agua con frecuencia.
  • Podrás sentir dolor en la parte baja del abdomen: es muy frecuente que a medida que la barriga crece los ligamentos que sostienen el útero se extiendan y puedan producir dolor, algo que puede solucionarse o aliviarse reduciendo la intensidad del entrenamiento y usando una banda de compresión de apoyo que se utiliza justamente para el ejercicio durante la gestación.
  • Podrás sentir dolor en la espalda baja: el vientre abultado hace que la columna comience a acentuar su curvatura lumbar para compensar el mayor peso que debe cargar. Para que no moleste ni produzca dolor el entrenamiento debemos estirar la espalda con frecuencia y realizar ejercicios que aseguren su correcta posición en todo momento.
  • Sentirás más fatiga: es normal que como consecuencia del embarazo el cansancio llegue antes, debes respetar estos momentos y no sobreexigirte, pues la gestación tiene un alto costo para el organismo que en estos momentos es prioritarios.
  • No podrás realizar algunos ejercicios: los ejercicios como superman en los cuales debes colocarte sobre el vientre o aquellos que necesitan comprimir el abdomen como el clásico crunch abdominal, serán muy difíciles de concretar e incluso, poco beneficiosos, por eso trabaja tu espalda y tu abdomen, así como el suelo pélvico en otras posturas, por ejemplo: de pie, sentada, en cudrupedia, entre otros.


Durante el embarazo el entrenamiento tiene grandes beneficios, pero al ser una etapa de gran cambio en el organismo en la cual se debe priorizar el desarrollo del bebé, es de gran importancia tener en cuenta estos aspectos si entrenas durante la gestación.

Vía | FitSugar Imagen | Fabiogoveia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos