Compartir
Publicidad
Publicidad

Periodización del entrenamiento para progresar con seguridad

Periodización del entrenamiento para progresar con seguridad
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Un concepto poco conocido, fruto de conversaciones con nuestros expertos forismei y vuhaya, que puede dar grandes resultados para alcanzar nuestros objetivos de entrenamiento es la periodización lineal del mismo, es decir, planificar el entrenamiento a lo largo del tiempo para lograr la meta propuesta.

La periodización lineal consiste en variar la intensidad y el volumen del entrenamiento en función del objetivo y así, ver siempre resultados y avances en la rutina al mismo tiempo que permitimos recuperarnos del esfuerzo. Es decir, la periodización nos permite progresar con seguridad, alejándonos del estancamiento y del sobreentrenamiento.

Para optimizar el rendimiento y la recuperación muscular, se varían sistemáticamente algunas variables del entrenamiento, por ejemplo, volumen e intensidad.

Es decir, si lo que queremos es lograr músculos desarrollados y fuertes, pero deseamos paliar el estancamiento así como el sobreentrenamiento, ésta puede ser una excelente herramienta para utilizar en la planificación del entrenamiento.

Básicamente, deberemos dividir las fases de entrenamiento en el tiempo y en función de éstas variar la intensidad y el volumen del mismo. Por ejemplo, en la primera fase busco hipertrofiar, por lo que será oportuno trabajar con 3-5 series de entre 12 y 20 repeticiones con un peso no muy elevado. Al pasar a la etapa siguiente, dónde busco desarrollar la fuerza del músculo, entrenaremos con la misma cantidad de series pero con menos repeticiones y mayor peso a levantar, de manera de incrementar la intensidad y reducir el volumen.

Ésto debe hacerse de forma progresiva, con la finalidad de sorprender al músculo poco a poco y lograr resultados, al mismo tiempo que no agotamos por completo al organismo.

Después de varias fases de ésta periodización lineal en la cual alcanzamos una muy alta intensidad con bajo volumen de entrenamiento, es recomendable realizar un descanso activo que consiste en reducir simultáneamente la intensidad y el volumen, o realizar otro tipo de actividades diferentes a las que veníamos realizando, de baja intensidad y poca demanda física.

Es una técnica que podemos aplicar para lograr cualquier objetivo, pero requiere de nuestra constancia y dedicación, ya que debe realizarse con continuidad en el tiempo.

Vía | Efdeportes
En Vitónica | La importancia de planificar una buena tabla de entrenamiento
En Vitónica | Cómo desarrollar músculo entrenando tres veces por semana
En Vitónica | Para progresar en la rutina de musculación: Principios de Weider (I)
Imagen | BNowack

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos