Compartir
Publicidad

La importancia de planificar una buena tabla de entrenamiento

La importancia de planificar una buena tabla de entrenamiento
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos los que alguna vez hemos comenzado un entrenamiento sabemos lo importante que es tener una buena tabla que nos programe las diferentes actividades que vamos a realizar. Casi siempre nos la realiza un monitor al principio, pero podemos hacerla nosotros mismos.

Una buena tabla de entrenamiento es la base de un correcto trabajo en el gimnasio. Además de ser la guía a la hora de ejercitarnos, es la manera que tenemos de medir nuestro trabajo y progresar a medida que aumentamos su intensidad. A pesar de todo, es importante que sepamos la manera de realizar y planificar una buena tabla de entrenamiento para trabajar al máximo nuestro cuerpo y conseguir buenos resultados.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es el tiempo del que vamos a disponer para ir al gimnasio. Saber los días que vamos a dedicar al entrenamiento es fundamental a la hora de planificar las rutinas, ya que de esta manera incidiremos más o menos en las diferentes partes del cuerpo. Desde luego lo ideal es asistir como mínimo 4 días a la semana al gimnasio haciendo un día de descanso entre medias, ya que es importante que los músculos se recuperen.

Planificar la rutina nos ayudará a controlar mucho mejor el tiempo que vamos a permanecer entrenando, ya que es importante no divagar ni realizar rutinas interminables, ya que lo único que podemos conseguir es sobreentrenar el músculo y cansarlo en exceso sin conseguir los objetivos propuestos. Una buena planificación siempre será la mejor guía para evitar divagar en exceso.

A la hora de elegir los ejercicios es importante que unamos los diferentes grupos musculares y a su vez los distribuyamos por días para trabajarlos compensadamente. Es necesario que contrarrestemos unos con otros, es decir, si comenzamos la semana entrenando pectoral lo podemos combinar con bíceps o tríceps. El siguiente día podemos hacer hombro y antebrazo. El tercer día entrenaremos todo el tren inferior y por último acabaremos con el dorsal y el tríceps o bíceps.

Simplemente la rutina que acabamos de comentar es un ejemplo. Pero elijamos lo que elijamos es importante que no dejemos las piernas para el final o las descartemos de la tabla. Lo mismo sucede con los abdominales. Es fundamental que los entrenemos por lo menos un día o dos a la semana para mantenerlos tonificados. Es importante que los incluyamos en la tabla y que los realicemos al principio o al final de la rutina dependiendo de nuestras preferencias.

Lo mismo sucede con el entrenamiento aeróbico, ya que debe ser parte importante de las rutinas de musculación, pues nos ayuda a conseguir unos músculos de mayor calidad, pues eliminamos el exceso de grasa de las fibras y mejoramos el riego sanguíneo y el funcionamiento del aparato circulatorio.

Desde luego que una buena tabla de entrenamiento puede ayudarnos mucho a la hora de progresar en nuestros entrenamientos, pero sí que es cierto que tenemos que conocer bien los diferentes ejercicios y el desarrollo de los mismos para saber aplicarlos correctamente. Por este motivo es importante que al principio sea un monitor o especialista en la materia el que nos aconseje al respecto.

Imagen | SXC

En Vitonica | Consejos para los que empiezan a practicar deporte en un gimnasio
En Vitonica | ¿Sólo ejercicios básicos para conseguir tamaño?
En Vitonica | Entrena con series para bajar tus tiempos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos