Compartir
Publicidad
Publicidad

Trabajar los músculos desde todos los ángulos posibles. Una forma diferente de entrenar

Trabajar los músculos desde todos los ángulos posibles. Una forma diferente de entrenar
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Casi todos los que asistimos al gimnasio solemos regirnos por una tabla de entrenamientos para poder llevar a cabo nuestras rutinas. Estas tablas en muchos casos se quedan desactualizados y antiguas, y en otros casos sus resultados dejan de ser efectivos, y es que las tablas hay que variarlas a menudo para evitar que los músculos se acostumbren a unos determinados ejercicios y dejen de desarrollarse como nosotros queremos. Por este motivo vamos a ver otra opción para entrenar de manera diferente.

En Vitónica constantemente estamos ofreciendo variedad de rutinas de entrenamiento, ya que es necesario que sepamos cuáles son las opciones de las que disponemos para variar los ejercicios y así sacarles el mayor partido posible. En este caso lo que buscaremos será el crecimiento muscular a todos los niveles, ya que vamos a entrenar desde todos los ángulos posibles cada grupo muscular.

Con esta rutina lo que perseguimos es un trabajo completo de los músculos que vamos a entrenar. En ella vamos a mezclar ejercicios encaminados a obtener más fuerza a la hora de elevar el peso, a la vez que incluiremos ejercicios en superserie para trabajar en profundidad los músculos y mejorar su resistencia. Se trata de un tipo de rutina sencilla que nos puede servir para variar la que estamos manteniendo actualmente.

Para realizar este tipo de entrenamiento es importante que conozcamos los diferentes ejercicios que tenemos a nuestra disposición para cada grupo muscular, ya que vamos a realizar entorno a seis ejercicios por grupo muscular. Es cierto que parecen demasiados ejercicios, pero en compensación simplemente ejecutaremos tres series de cada uno de ellos con el fin de poder tocar a los músculos desde diferente ángulo, y así trabajarlos mucho más.

La intensidad de los ejercicios será la máxima, ya que debemos realizar ejercicios de intensidad alta. Para ello lo que haremos será comenzar con el sesenta por ciento del peso total con el que podemos y con mayor número de repeticiones, entorno a las diez o doce repeticiones. En las dos siguientes series aumentaremos el peso y reduciremos las repeticiones de forma progresiva para incidir de mayor manera sobre los músculos trabajados.

Mantendremos esta forma de entrenar en todos los ejercicios que llevemos a cabo menos en dos, que realizaremos en forma de superserie. Es decir, elegiremos dos ejercicios que ejecutaremos de manera continuada, sin descanso entre ambos. La forma de hacerlo será con series largas, entorno a las doce repeticiones, con una carga ligera para que el músculo trabaje pero tampoco se agote. Si lo hacemos así trabajaremos las fibras en profundidad para incidir de diferente forma sobre ellas.

Los ejercicios en superserie los debemos intercalar entre el resto, es decir, la distribución de esta rutina puede ser de la siguiente manera: Realizar tres ejercicios de forma simple, siguiendo las indicaciones antes dadas, y después ejecutar los dos ejercicios en superserie, para finalizar con un ejercicio más que realizaremos de forma sencilla. Con esto incidiremos de diferente manera sobre los músculos que estamos trabajando, logrando que se fortalezcan al completo.

Imagen |aktivioslo

En Vitonica | Ejemplo de rutina de entrenamiento semanal En Vitonica | La importancia de seguir un orden en las rutinas de entrenamiento En Vitonica | Diferentes ejemplos de rutinas para variar los entrenamientos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos