Compartir
Publicidad

Algunos trucos para realizar correctamente un diario de entrenamiento

Algunos trucos para realizar correctamente un diario de entrenamiento
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A la hora de entrenar hay muchas personas que prefieren pasar por alto el control y realizar los ejercicios sin un orden establecido y sin tener en cuenta las repeticiones ni la carga, simplemente hacer lo que ese día les pide el cuerpo sin más. Nosotros en cambio en este post nos vamos a detener en la importancia que tiene un control y un seguimiento de las rutinas, y para ello recomendamos un diario de entrenamiento y cómo realizarlo para llevar un correcto control.

En anteriores ocasiones hemos comentado la importancia que el cuaderno de entrenamiento tiene a la hora de saber los ejercicios que hacemos, el orden que seguimos, la evolución que estamos siguiendo e incluso las diferentes variaciones y opciones que tenemos a la hora de entrenar. La teoría suena muy bien, pero en la práctica son muy pocos los que lo utilizan, en su gran mayoría porque no saben organizarlo ni saber los campos a tener en cuenta. Por ello vamos a ver los que debemos destacar y seguir a rajatabla.

Para comenzar con nuestro diario de entrenamiento lo que vamos a hacer va a ser dividirlo en tres partes. Una primera parte con los datos físicos, donde se verá la evolución que estamos teniendo. La segunda división será la destinada a las rutinas de entrenamiento anaeróbico, y por último la tercera que estará destinada a las rutinas aeróbicas. Esta división nos permitirá seguir un orden y un control sistemático de cada área.

Datos físicos

La primera parte destinada a los datos físicos reflejarán nuestra forma física al comenzar a anotar en este cuaderno. Debemos rellenar campos como el peso, la altura, las medidas de los principales grupos musculares, es decir, contorno de brazo, de pecho de muslo, de gemelo… Junto a esto podemos poner las pulsaciones que tenemos en reposo y las que tenemos cuando hemos estado haciendo ejercicio durante unos minutos. Esto nos permitirá seguir la evolución de nuestros entrenamientos, ya que cada tres meses volveremos a anotar los mismos datos para comparar resultados.

Apartado del ejercicio anaeróbico

En el segundo apartado, el destinado al ejercicio anaeróbico lo que haremos será apuntar primeramente la rutina que nos hemos establecido y los ejercicios alternativos para alternar cada semana. En estas anotaciones debemos poner las series, repeticiones por serie, carga utilizada… Es necesario que a modo de calendario anotemos las series, repeticiones y carga que utilizamos cada día en cada ejercicio para comprobar si estamos evolucionando o no, y no olvidar lo que estamos haciendo de una semana a otra.

Apartado del ejercicio aeróbico

La tercera parte del diario de entrenamientos está destinada al ejercicio aeróbico donde anotaremos los diferentes ejercicios o modalidades que vamos a llevar a cabo, bien sea por nuestra cuenta o en clases colectivas. Es necesario apuntar el día que lo realizamos, así como el tiempo que destinamos, la distancia recorrida e incluso las calorías consumidas según la máquina en la que estemos o el podómetro que utilicemos. Pero este dato no es relevante, ya que es simplemente orientativo. A pesar de todo, estos datos nos servirán para ver la evolución que estamos teniendo de manera detallada y precisa.

Es importante que prestemos un poco de atención, ya que tiempo no nos lleva mucho realizar un diario de entrenamiento donde cada día quede reflejado y así saber los momentos en los que estamos mejor de forma y en los que flaqueamos un poco, así como el tiempo que llevamos con una determinada rutina, las variaciones que hacemos, los resultados que obtenemos…

Imagen | toby___

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos