Compartir
Publicidad

¿Sólo los deportistas usan pulseras cuantificadoras? Así pueden ayudar a adultos sedentarios

¿Sólo los deportistas usan pulseras cuantificadoras? Así pueden ayudar a adultos sedentarios
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las mejores cosas de las pulseras cuantificadoras es que han conseguido concienciar a muchas personas de que tienen que moverse más. Ver en la pantallita o en nuestro móvil que no llegamos a los objetivos diarios o que consumimos pocas calorías a través del movimiento (muchas menos de las que nosotros esperábamos, seguramente) puede ser un estímulo para ponernos las pilas.

No sé vosotros, pero yo generalmente veo que quienes llevan estas pulseras son personas deportistas: personas que ya se mueven en su día a día y que conocen la importancia de mantener una actividad física de forma regular. ¿Qué pasa cuando los que usan las pulseras son adultos sedentarios?

Yo hice la prueba y el año pasado les regalé un par de pulseras cuantificadoras a mis padres: con la jubilación me daba mucho miedo que se apalancaran en casa, como le pasa a mucha gente, y pensé que las pulseras podían ser un buen estímulo para ellos. Al principio no estaba muy segura, la verdad, pero la verdad es que fue un exitazo, y a fecha de hoy la siguen usando diariamente.

Escogí unas muy sencillas (las Garmin Vivofit), que tuvieran un funcionamiento intuitivo y que ofrecieran los datos más importantes que necesitaban conocer: número de pasos diarios, kilómetros diarios recorridos, objetivos diarios, calorías gastadas y un aviso cuando llevas demasiado tiempo sin moverte.

¿Y qué ha pasado después de un año de uso? Pues que han conseguido concienciarse de la importancia de moverse en el día a día: si a medio día miran la pulsera y ven que van cortos de pasos, pues dan un paseo más largo por la tarde para poder llegar a su objetivo.

Aparte, junto con una alimentación equilibrada y una monitorización del peso (han comprendido que lo que no se cuantifica no se puede mejorar) también han bajado de peso los dos, aunque este no fuera el objetivo más importante.

Ahora que se acercan fechas como el día del padre o de la madre puede ser un buen momento para motivar a los adultos sedentarios a que se muevan un poco más, y una pulsera cuantificadora puede ser un buen regalo en estas ocasiones si queréis que tengan en cuenta su salud.

Si queréis leer la entrevista completa a mis padres sobre el uso de las pulseras cuantificadoras, podéis hacerlo aquí.

Imagen | iStock
En Vitónica | Mi Band, la pulsera más económica para cuantificar tu actividad diaria

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio