Publicidad

Los aperitivos del cine pueden ser un serio problema para la salud

Los aperitivos del cine pueden ser un serio problema para la salud
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

A todos nos gusta asistir al cine a ver buenas películas y pasar un rato entretenido, pero este acto de ocio se ha convertido en los últimos tiempos en un momento para no solamente disfrutar de las películas, sino para ingerir cualquier tipo de golosina o alimento rico en calorías.

En todas las salas de cine encontramos habitualmente tiendas de golosinas y demás chuchearías que solemos comprar sin pensar y que además de ser un inconveniente para el bolsillo por el precio tan elevado, pueden acabar siendo un serio problema para el organismo, ya que ingerir este tipo de alimentos cuando vamos al cine es un acto que se convierte en mecánico, y que no controlamos.

Comer en el cine mientras vemos una película es algo que se ha convertido en costumbre en muchas salas de cine de nuestras ciudades. De echo muchos de nosotros no concibe esta actividad sin comida alrededor. Desde luego que es un momento relajado en el que queremos dejar de lado nuestras preocupaciones y disfrutar de algo diferente. Pero precisamente este relax es el que acabará por pasarnos factura.

Cuando estamos en el cine toda nuestra atención se centra en la pantalla y en la historia que se nos está contando. El entorno pasa a un segundo plano y con él los alimentos que tenemos a nuestro lado y que previamente hemos comprado. Nuestra voluntad se anula en cierta forma y comemos las golosinas de forma mecánica, sin controlar la cantidad de alimento.

Por norma general la mayoría de aperitivos que compramos en el cine suelen ser de alto contenido calórico, por lo que ingerir este tipo de chuchearías de forma habitual puede acabar por pasarnos factura, ya que el aporte de grasas saturadas de muchos de estos alimentos, y el alto contenido en azúcares refinados hace que sean una bomba para el organismo, pudiendo llegar a afectar a nuestra salud, pues su consumo habitual aumenta el colesterol y con ello el empeoramiento del sistema circulatorio.

Realizar esta actividad por norma puede constituir un peligro, y es que las cantidades de alimento que se ingieren son elevadas, sobre todo de gominolas y demás alimentos ricos en azúcares refinados que nos aportan calorías vacías sin darnos ningún tipo de nutriente, por lo que estas calorías extra acabarán por almacenarse en el organismo y pueden acabar por causarnos diferentes problemas.

Para evitar esto es importante tener presente que el consumo de estos alimentos habituales de las personas que asistimos al cine es un peligro para el organismo, ya que durante la película no controlamos las cantidades que comemos lo ideal es tomar medias antes de entrar y saber elegir lo que vamos a ingerir. Es preferible aguantar y si no se tiene hambre no comer nada, pero si se opta por picar lo mejor es comer frutos secos, que nos aportarán múltiples beneficios sin dañar a nuestra salud.

Imagen | SXC

En Vitonica | Ver la tele y comer, dos enemigos de nuestra salud
En Vitonica | Consejos para comer snacks de la forma más saludable posible
En Vitonica | Los riesgos de un consumo abusivo de gominolas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir