Compartir
Publicidad

Ejercicio y pérdida de peso para la artrosis de rodilla

Ejercicio y pérdida de peso para la artrosis de rodilla
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La artrosis de rodilla es un proceso degenerativo muy frecuente, tanto en personas de edad avanzada como en personas más jóvenes por diversos factores que lo motivan, como el sobrepeso, lesiones deportivas, etc. Es un problema que provoca limitaciones, dolor y que, además, provoca un círculo vicioso de dolor, inmovilidad y más dolor debido al sedentarismo. Pero no todo está perdido, puesto que existe evidencia de que el ejercicio y la pérdida de peso benefician en el tratamiento de la artrosis de rodilla.

Al ocurrir en personas de cierta edad, debido a la degeneración del cartílago articular, muchas veces quienes padecen artrosis se resignan a sufrir dolor, a no poder moverse, a volverse más sedentarios, puesto que el movimiento les produce molestias o dolor, o simplemente la limitación articular es grande y han perdido grados de movilidad. El caso es que esto es un error pues, como hablábamos en el artículo que enlazo al final de esta entrada, se ha demostrado que los programas de ejercicio ayudan a reducir y controlar el dolor de la atrosis.

Beneficios del ejercicio en la artrosis de rodilla

Recordando la revisión (enlazada abajo)teníamos que tras valorar diversos estudios con tratamientos para la artrosis, el ejercicio aeróbico mejoraba el dolor, la función y la capacidad de caminar, incluso a largo plazo. El ejercicio acuático mejoraba la discapacidad; los de fortalecimiento, el dolor y la capacidad de caminar, etc. Tenéis el resto de resultados en el artículo original.

Es decir que, aunque no haya que tomar los resultados como una verdad absoluta, el caso es que en los estudios y en la práctica diaria se observa que el mantenerse activo y realizar ejercicio ayuda a mejorar la sintomatología de la artrosis. Lógicamente los ejercicios deben ser adaptados a las capacidades y necesidades de la persona. No basta con que el médico diga "que ande", "que haga ejercicio", puesto que esto va a conseguir poco cumplimiento en una persona sedentaria o que no sepa por dónde empezar.

Los ejercicios pueden se desde programas de marcha y ejercicio aeróbico (paseos, subir y bajar cuestas suaves...) donde el podómetro puede ayudar a cuantificar la actividad y sirve como elemento motivador, a programas de ejercicios en grupo de personas de similares características, ejercicios de fortalecimiento general, actividad terapéutica en piscina y un largo etcétera de actividades que resultan beneficiosas para esta patología y también para el individuo.

Beneficios de la pérdida de peso en la artrosis de rodilla

También se suele recomendar la pérdida de peso, puesto que aliviar la carga que soportan las articulaciones ayuda a disminuir los problemas para caminar, levantarse, sentarse y también mejora en cierta medida el dolor.

La revisión de los datos de un estudio realizado durante un año con 89 pacientes con este tipo de artrosis. Tuvo como resultado que la pérdida de peso suposo una mejora importante el dolor. Teniendo en cuenta que el dolor puede inducir o agravar otros problemas (tendencia a sedentarismo, rechazo a la actividad física...) es interesante saber que mejorando el estado de salud de estas personas, ayudándolas a bajar un poco de peso, se puede conseguir que mejore su calidad de vida.

Por lo tanto, lo ideal sería una correcta derivación de la persona a un centro donde profesionales estudien y valoren su caso, y le indiquen el mejor programa de ejercicio y pérdida de peso, adaptado a sus necesidades, con la ventaja de que, además de mejorar la sintomatología de la artrosis, también ayuda a mejorar y prevenir muchas otras patologías (cardíacas, metabólicas como la diabetes, obesidad, etc.)

Creo que en una sociedad donde estamos acostumbrados a resignarnos ante el dolor y tomar pastillas esperando a que se pase debemos tomar conciencia de que las estrategias sencillas pero constantes, como es el mantenerse activo, pueden ser ayuda para muchas patologías. No es que no nos vayamos a poner enfermos, pero sí significa que cuando lo hagamos, estaremos más preparados para recuperarnos.

Y vosotros ¿pensáis que ejercicio y pérdida de peso es mejor tratamiento que simplemente esperar a que el dolor y la incapacidad mejoren o desaparezcan?

En Vitonica | Revisión de tratamientos para la artrosis de rodilla

Imagen | Eric Schmuttenmaer

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos