Publicidad

Muñeca abierta, qué es y como mitigar sus efectos

Muñeca abierta, qué es y como mitigar sus efectos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

A que seguro que en alguna ocasión nos han dolido las muñecas hasta el extremo de no poder moverlas con normalidad. En estos casos muchos seguimos entrenando, pero lo ideal es descansar y guardar reposo, ya que se trata de lo que se conoce popularmente como muñeca abierta, aunque lo que realmente sucede es que se ha producido un esguince en la zona. Por ello en este post queremos detenernos un poco más en este punto.

Este malestar se caracteriza por la aparición de una molestia o un dolor que puede ir desde una simple molestia a un dolor elevado. Normalmente lo padecemos cuando movemos la muñeca de un lado a otro. A veces el dolor es poco intenso, por lo que se pasa por alto. Pero siempre es necesario que le demos la importancia que se merece, ya que puede ir a más o terminar por no curarse de la manera adecuada.

¿Qué produce la muñeca abierta?

Los esguinces de muñeca se producen por un estiramiento excesivo de los ligamentos que componen la muñeca. Son muchos los movimientos o ejercicios que pueden provocar esta situación. También las caídas o sobre todo la práctica de actividades en las que se requiere un elevado uso de las manos para su ejecución. Por ello es importante saber detectarlo y ponerle remedio lo antes posible para que la lesión no vaya a más.

¿Qué hacer para mitigar sus efectos?

Ante todo, lo que debemos hacer es dejar de mover la muñeca y en primer término es muy bueno administrar frío en la parte afectada para rebajar la inflamación y con ella el dolor de la zona. Además es muy recomendable para evitar moratones o acumulaciones de sangre colocar el brazo en alto y mover solamente los dedos de la mano, nunca la muñeca.

Vendaje

Tratamiento para mejorar sus efectos

Una vez superado el dolor del primer momento es necesario seguir una serie de tratamientos y acciones que nos servirán para devolver a la zona su estado normal. Inmovilizarla del todo no es lo más aconsejable, ya que debemos someter la parte a estimulación mediante sencillos masajes que realizaremos en la zona de la palma de la mano de manera oblicua para así estimular la circulación en la zona y conseguir un mejor estado de los ligamentos.

Si el dolor nos lo permite, es muy recomendable realizar movimientos de muñeca de arriba hacia abajo. Los movimientos deben ser lentos y nunca hay que forzar la zona. Si el dolor es intenso y con el paso de los días no mejora, lo mejor es acudir a un fisioterapeuta que nos aplicará el tratamiento específico. Ante todo lo importante es saber prevenir y evitar realizar movimientos bruscos sin control o golpes.

Imagen | IstockPhoto Imagen 2 | IstockPhoto

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir