Compartir
Publicidad
Publicidad

Propiocepción: ¿Qué es?

Propiocepción: ¿Qué es?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Empezando por el principio, la propiocepción es la capacidad de nuestro cuerpo de ubicar la posición de las articulaciones en todo momento. Como ya se ha comentado en Vitónica, es la capacidad que tenemos de conocer nuestra postura con los ojos cerrados.

Las dos cualidades que definen una buena propiocepción son: que sea ajustada (ser conscientes de las variaciones más finas de la posición) y que sea rápida (poder obtener esta información en movimientos con gran aceleración). Pero, ¿por qué una mala propiocepción genera lesiones?

La propiocepción (cepción: sensación, propio: interna o íntima) actúa como mecanismo de defensa ante movimientos que puedan lesionar una articulación. Si no es correcta (es lenta o desproporcionada) o no actúa con la rapidez suficiente para prevenir un movimiento exagerado, o la reacción es tan intensa, que es el movimiento de protección el que nos lesiona.

Un ejemplo. Cuando estamos corriendo, nuestro tobillo absorbe las irregularidades del terreno. Si pisamos un bordillo, la propiocepción entra en juego. Si es demasiado lenta, el lado externo del tobillo toca el suelo y nos distiende los ligamentos. Si es desproporcionada, el gesto de protección que nos genera, puede provocar una contractura muscular.

En Vitónica | Propiocepción: Ya es un clásico En Vitónica | Prevenir los esguinces de tobillo con el entrenamiento propioceptivo Imágen | Flickr (Sergis Blog)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos