Compartir
Publicidad

Síndrome de la plica sinovial o rotuliana ¿Qué es y cómo se trata?

Síndrome de la plica sinovial o rotuliana ¿Qué es y cómo se trata?
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Vitónica hablamos mucho de las rodillas, porque son articulaciones que sufren y se lesionen con cierta frecuencia al hacer ejercicio físico. En esta ocasión vamos a hablar un poco del síndrome de la plica sinovial, y de su tratamiento.

El síndrome de la plica sinovial (o rotuliana, es lo mismo) da nombre a una lesión de rodilla que produce dolor sin tener otras patologías o lesiones en la rodilla. Se puede tratar de forma conservadora, y solo en ocasiones requerirá tratamiento quirúrgico.

¿Qué es la plica rotuliana?

Plica significa "pliegue". Las plicas son unos pliegues que existen en la membrana sinovial (el tejido que recubre articulaciones como la rodilla, y que se encarga, entre otras cosas, de la nutrición del cartílago articular).

Estos pliegues aparecen durante el desarrollo fetal, pero lo normal es que desaparezcan, aunque en ocasiones permanece alguno de estos pliegues, que puede inflamarse y doler en el adulto por causas como esfuerzos repetidos (ejercicio físico) o traumatismos directos fuertes.

Hay que destacar que antes no se conocía tanto sobre las plicas, y se pensaba que la simple existencia de plicas ya era un problema. La plica no es el problema en sí. Es más, existen adultos con alguna de estas plicas y que no tienen sintomatología. El problema es cuando la plica se inflama y duele; entonces hablamos de síndrome de plica sinovial, y habrá que poner un tratamiento, que suele ser conservador.

El diagnóstico de este síndrome se realiza por la sintomatología: dolor articular, chasquido, sensación de fallo... Hay que hacer diferenciación con otras lesiones de rodilla, como las de menisco o la condromalacia, por lo que en ocasiones se pueden necesitar pruebas como radiografía, resonancia nuclear magnética o incluso artroscopia.

Tratamiento en caso de síndrome de plica rotuliana

El tratamiento de elección en todos los casos será comenzar de forma conservadora: reposo de la actividad que haya podido provocar el problema y toma de la medicación que estipule el médico (antiinflamatorios normalmente) para aliviar el dolor. Aplicación de frío local puede ser de utilidad.

Cuando pase la fase de dolor agudo, se recomiendan sesiones de ejercicio terapéutico, con la ayuda de un fisioterapeuta. El principal objetivo será trabajar la potenciación de la musculatura de la rodilla.

Otro tipo de ejercicios, como los de estiramiento, pueden ser también útiles para ayudar a preparar la zona para la vuelta a la actividad de ejercicio.

En caso de que no mejore con tratamiento conservador, es posible que sea necesario recurrir a tratamiento quirúrgico, mediante artroscopia. La operación suele dar buen resultado y, como es normal, también se necesitará tratamiento fisioterápico después de la operación para conseguir los mejores resultados.

¿Conocías este problema, que puede aparecer en el deporte, y su tratamiento?

Más información | Plica sinovial en el blog de Francisco Gilo (médico) | Plica sinovial en tutraumatologo.com

Imagen | Thinkstock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio