Publicidad

Algunas variaciones para mejorar el entrenamiento de bíceps

Algunas variaciones para mejorar el entrenamiento de bíceps
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Las claves de la hipertrofia casi nadie las sabemos a ciencia cierta, pero de lo que sí estamos seguros es de que el ejercicio y el sometimiento de los músculos a una serie de cargas es uno de los principales motivos por los que los músculos tienden a crecer. A pesar de todo, y como hemos comentado en infinidad de ocasiones es necesario que para conseguir un mayor desarrollo no repitamos una y otra vez los mismos ejercicios y las mismas rutinas. Por ello en esta ocasión nos vamos a detener en una serie de consejos para hacer crecer una parte en la que solemos quedarnos estancados, los bíceps.

Los ejercicios que llevamos a cabo a la hora de trabajar los bíceps son muy sistemáticos y repetitivos, por lo que es necesario que variemos las rutinas de vez en cuando, aunque las posibilidad no siempre son demasiado amplias. Por este motivo en este post queremos ver algunas variaciones que podemos realizar a la hora de trabajar los bíceps y así fomentar su crecimiento sin apenas darnos cuenta. Se trata de pequeños cambios que no afectarán a nuestra rutina, pero que seguro tendrán un resultado espectacular con el paso del tiempo.

La manera de agarrar la carga

En primer lugar vamos a detenernos en cómo agarraremos la carga, concretamente en cómo vamos a distribuir el peso para incidir más en una partes o en otras de los bíceps. Por norma general lo que hacemos a la hora de asir las mancuernas es agarrarlas de su parte central equilibrando la carga. Nosotros lo que vamos a recomendar es el agarre con la mayor carga en el pulgar o en el meñique, es decir, asir la mancuerna pegando un lado u otro de la mano a un lateral. Será una buena manera de variar la carga y tener tres opciones de entrenamiento para mejorar los resultados de la actividad y trabajar partes que no solemos tocar.

Variar la posición de agarre nos ayudará a hipertrofiar

Cambiar la posición de agarre es también una buena alternativa. Por norma general solemos agarrar las mancuernas o las barras de la misma manera, con la palma de las manos hacia afuera, una postura cómoda y muy habitual. Nosotros lo que vamos a promover es cambiar esta manera de agarre por otra menos convencional pero igual o más efectiva que consistirá en asir la barra de modo que la palma de la mano quede hacia adentro, mirando a nuestro cuerpo. Con esto lo que conseguiremos será trabajar los músculos desde otro ángulo diferente que servirá para potenciar los resultados del ejercicio.

Agarre martillo

Utilizar el agarre en martillo es una buena manera de conseguir un desarrollo diferente del ejercicio, sobre todo a la hora de implicar otros músculos del brazo o trabajar el bíceps desde un ángulo diferente al habitual. En agarre en martillo lo que hace es que coloquemos la mancuerna de manera vertical en vez de horizontal. Al asir las mancuernas de este modo, lo que haremos será también inclinar las manos de modo horizontal y con ello realizar un movimiento diferente al elevarla carga, que nos permitirá trabajar los bíceps de diferente manera a la habitual.

Variar la colocación del cuerpo

Variar la colocación del cuerpo también es una buena alternativa a la hora de trabajar los bíceps de diferente manera. Por norma general nos solemos colocar de pie o de modo vertical apoyados en el respaldo de un banco o una pared. Lo que proponemos es variar el respaldo de los bancos en los que vamos a llevar a cabo las diferentes rutinas de bíceps. Inclinarlos y declinarlos es una buena alternativa, así como trabajar los bíceps de manera horizontal o inversos, es decir apoyándonos de frente contra el respaldo del banco. Lo que conseguiremos será variar el recorrido del ejercicio y con ello los resultados del mismo.

Imagen | Scott & White Healthcare

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir