Compartir
Publicidad
Publicidad

Confusión muscular para no dejar de crecer

Confusión muscular para no dejar de crecer
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Más de una vez hemos escuchado que el músculo tiene memoria y algo de verdad se esconde en esta afirmación debido a que nuestros músculos se adaptan a un estímulo que si se repite en el tiempo, no demanda su mejora ni crecimiento, por eso, los movimientos se vuelven automáticos y poco intensos.

Una gran ayuda para no dejar de crecer es aplicar el principio de confusión muscular planteado por Weider, que plantea la necesidad de variar y sorprender a nuestro cuerpo para que el músculo no se acostumbre sino que reciba siempre estímulos para progresar en la rutina de musculación.

Para confundir al músculo podemos emplear varias estrategias que demandarán mayor esfuerzo y por ende, permitirán el crecimiento:

  • Incrementar el peso: esta puede ser la estrategia que todos tendemos a utilizar y que puede ser de gran valor cuando nos iniciamos en musculación, pero no siempre podemos continuar aumentando peso, pues nuestras articulaciones se resentirán a largo plazo.
  • Cambiar la división de la rutina: podemos entrenar con diferentes grupos musculares, por ejemplo: si un día entrenamos bíceps y espalda y otro pecho y tríceps, podemos cambiar y entrenar pecho y espalda en un sólo día para conseguir el estímulo de antagónicos y mayor congestión muscular.
  • Modificar el orden de los ejercicios: podemos cambiar por completo la rutina y comenzar por el último ejercicio para acabar con el primero, de manera de solicitar y agotar diferentes músculos al principio que antes no lo hacíamos porque quedaban para el final.
  • Modificar los ejercicios: trabajar los músculos con movimientos diferentes también implicará una sorpresa para ellos, por eso, puede cambiar los ejercicios tradicionales por otros que soliciten igual grupo muscular.
  • Utilizar diferentes equipos: utilizar una vez mancuernas, otro día poleas y otro barras o máquinas, también solicitará de manera diferente a los músculos y sobre todo, implicará que necesites más concentración para efectuar los movimientos, lo cual sin duda dejará de ser un movimiento automático para ser más atento y efectivo.


Estos son grandes recursos para hacer efectiva la confusión muscular y no dejar de crecer con el entrenamiento, además puedes lograr mayor atención cuando entrenas modificando otros factores, por ejemplo: el lugar, el compañero, la hora del día. Todo aquello que impida la realización de movimientos automáticos y sin mayores demandas a los músculos será de utilidad para no dejar de estimular el crecimiento.

En Vitónica | Para progresar en la rutina de musculación: Principios de Weider (I)
Imagen | Spirit-Fire

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos