Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Debemos o no completar el recorrido de los ejercicios?

¿Debemos o no completar el recorrido de los ejercicios?
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde hace mucho tiempo hemos observado en el gimnasio que hay mucha gente que no realiza el recorrido completo a la hora de llevar a cabo un determinado ejercicio. Cuando vemos esto nos surge la duda de si estamos o no realizando bien nuestras rutinas, y si  es esa la forma adecuada de hacer el ejercicio o por el contrario debemos llevar a cabo todo el movimiento completo.   A la hora de entrenar existen muchas variantes y tipos de ejercicios encaminados a conseguir un efecto u otro en nuestro cuerpo. Este es el motivo por el que cada persona tiende a entrenar de una manera u otra, pero muchas veces lo hacemos así sin saber exactamente los efectos de ese entrenamiento y de la forma de hacer esos ejercicios. Por este motivo en Vitónica queremos tener en cuenta las diferencias a la hora de entrenar realizando el recorrido completo del ejercicio o quedándonos a medio camino.   Todos hemos visto en más de una ocasión a muchos de nuestros compañeros de gimnasio realizando ejercicios de forma casi completa, sin llegar al final del recorrido, y nos hemos preguntado que cuál es el motivo de que esto se haga así, ya que de siempre se nos ha enseñado que los ejercicios hay que hacerlos en su totalidad. Pero esto tiene su explicación, y es que depende mucho lo que queramos conseguir con los entrenamientos para realizar las rutinas de una u otra manera.   Una de las modalidades de ejecución de los ejercicios, y la que más extendida está, es en la que el recorrido se hace en su totalidad, es decir, se completa de principio a fin. De esta manera trabajamos los músculos completamente sin dejarnos ninguna parte. Realizar los ejercicios hasta el final del recorrido nos obliga a realizar un gran esfuerzo muscular cada vez que iniciamos de nuevo el movimiento. Por este motivo es una de las mejores formas de ganar potencia y fuerza muscular para aguantar mejor otras cargas mayores, ya que se estimula el músculo al máximo.   Por otro lado tenemos la gente que realiza los ejercicios simplemente con el movimiento a la mitad. Por lo general esta gente no llega a completar todo el recorrido, sino que se queda en una zona intermedia y vuelve otra vez al final sin regresar del todo al principio. Es una forma diferente de trabajar en la que se busca mantener una tensión constante a lo largo de todo el ejercicio. La tensión se mantiene, pero no sometemos al músculo a la explosión de fuerza necesaria para levantar de nuevo el peso. La incidencia es menor, pero la concentración es mayor. Se somete al músculo a una mayor presión, pero dejamos de lado el entrenamiento total de la fuerza para aumentar el crecimiento muscular a nivel de volumen.   Es importante que las rutinas de entrenamiento sean lo más completas posible, y estos ejercicios pueden alternarse para incidir en el músculo de diferente manera y así lograr un desarrollo óptimo. Es importante que tengamos claro las diferentes modalidades de entrenamiento que podemos llevar a cabo para así combinarlas a la perfección.

Imagen | GlennPeb

En Vitonica | La importancia de realizar el recorrido completo en cada ejercicio para crecer más En Vitonica | Ejercicio completo para tonificar en casa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos