Tonifica las caderas de forma sencilla

Sin comentarios

Muchas veces hemos escuchado a algunas mujeres quejarse de sus caderas y el aumento de volumen de esta zona. Esta parte del cuerpo femenino suele ser un depósito natural de grasa. A pesar de todo, existen formas de evitarlo.

Como siempre la dieta y el ejercicio físico son los aliados más efectivos en este control de las grasas, y es que es la mejor forma de reducir las reservas en ciertas partes indeseadas de nuestro cuerpo. Es importante que combinemos una dieta pobre en grasas con sesiones de entrenamiento centradas en la quema de calorías y grasas, además de realizar ejercicios que facilitan la tonificación de esta zona.

Para reducir el perímetro de las caderas es importante tener en cuenta la práctica de ejercicio aeróbico. Debemos realizar entono a 20 o 30 minutos antes de entrenar la zona que queremos trabajar específicamente. Para ello podemos trabajar en cinta de correr, bicicleta, step, aire libre... Una vez hayamos hecho esto es importante que trabajemos y tonifiquemos la parte de las caderas para formar unos músculos fuertes y libres de grasa que ayudarán a que luzcamos un cuerpo más proporcionado.

Existen varios ejercicios para trabajar esta zona del cuerpo. Uno de los más utilizados es en el que nos tenemos que tumbar de lado, apoyados contra el suelo con el lateral de nuestro cuerpo. En esta posición, y con el brazo que pegado al suelo estirado y la pierna que pega al suelo también estirada, levantamos la otra pierna hacia arriba. Es importante mantener siempre estirada la pierna que levantamos y notar como la fuerza actúa sobre nuestra cadera.

Es importante que este ejercicio lo realicemos con cada lado del cuerpo y hagamos entorno a 4 series de 10 repeticiones cada una. Es primordial concentrarnos en la zona trabajada para que el ejercicio sea más efectivo. Siguiendo la misma mecánica realizaremos entrenamiento. La posición de partida es la misma, sólo que en este caso las piernas, en vez de estar estiradas las colocaremos flexionadas 90º hacia el pecho.

En esta posición levantaremos la pierna flexionada que no pega al suelo hacia afuera, de modo que la cadera gire. Es importante que el recorrido se haga bien, y es que debe ir desde la posición inicial en la que las rodillas están al frente, hasta la final en la que la rodilla tiene que terminar paralela a la cadera. Este ejercicio lo realizaremos también por cada lado del cuerpo para trabajar ambas partes.

A pesar de que existen más ejercicios para trabajar las caderas, estos son dos de los imprescindibles y que pueden ser más sencillos a la hora de realizarlos. Podemos maximizar sus resultados si nos colocamos una tobillera con peso para aumentar la intensidad y tener que vencer más peso cuando realicemos el recorrido del ejercicio.

En Vitonica | ¡Mueve esas caderas! En Vitonica | Con ejercicio físico reducirás más el perímetro de cintura (y cadera) En Vitonica | Índice cintura-cadera como indicativo de riesgo cardiovascular

Temas
Comentarios cerrados
Inicio