Compartir
Publicidad
Publicidad

Guía para principiantes (XL): Aductores en máquina

Guía para principiantes (XL): Aductores en máquina
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Continuando con nuestra guía para principiantes en la cual pretendemos dar a conocer cada uno de los ejercicios que pueden estar presentes en una rutina de musculación y así promover su correcta ejecución, hoy describiremos un ejercicio para las piernas, se trata de aductores en máquina.

Técnica de ejecución de aductores en máquina

Para comenzar el ejercicio de aductores debemos colocarnos en la máquina específica para su trabajo, nos sentamos y nos sujetamos con las manos al asiento, apoyamos la zona lumbar en el respaldo y colocamos la cara interna de las rodillas por detrás de los cojines con los cuales debemos movilizar el peso y desde allí comenzamos el movimiento.

Juntamos los muslos de manera que las rodillas o los cojines que están delante de ellas se unan en el centro, delante nuestro. Sostenemos la posición unos segundos y lentamente regresamos a la posición inicial, sin movimientos bruscos y conservando durante todo el recorrido la espalda bien apoyada en la máquina.

Este ejercicio se recomienda realizarlo en series largas para obtener mayores resultados.

Músculos trabajados con aductores en máquina

Como su nombre lo dice este ejercicio demanda el trabajo de los aductores, es decir, aductor mayor, aductor medio, aductor menor, pectíneo y recto interno, todos músculos situados en la cara interna de las piernas.

Este ejercicio realizado en máquina tiene un recorrido más reducido que el mismo movimiento ejecutado en polea o con bandas elásticas, pero por el contrario, nos permite trabajar con más carga y solicitar un esfuerzo mayor de los músculos implicados.

aductores1

Consejos y errores frecuentes al realizar aductores en máquina

  • Cargar un peso excesivo: si el peso seleccionado para ejercitar los aductores en máquina es muy elevado, buscaremos ayudarnos para concretar el movimiento con otros músculos del cuerpo, entonces, podemos movilizar el torso, tensionar músculos del tronco e incluso de la espalda para realizar el ejercicio. La selección de un peso adecuado favorecerá el esfuerzo único de los aductores.
  • No controlar el movimiento: si después de unir los muslos al centro dejamos que el peso nos lleve las piernas hacia los lados bruscamente, podemos sufrir lesiones, por eso, lo mejor es siempre controlar el movimiento, tanto en la fase concéntrica como excéntrica del ejercicio.


Imagen | Wikimedia y Libro: "Guía de los Movimientos de Musculación" por Frederic Delavier Video | Trainido

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos