Compartir
Publicidad

Patinaje sobre hielo, una solución a la falta de deporte en invierno

Patinaje sobre hielo, una solución a la falta de deporte en invierno
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Por si no nos hemos dado cuenta el invierno ya está aquí. Las temperaturas son bajas y apenas nos apetece salir a la calle a practicar deporte. Aunque es importante que nuestro cuerpo esté activo durante todo el año, hay épocas en las que no practicamos tanto deporte y esta suele ser una de ellas.

En esta época en la mayoría de ciudades se instalan pistas de hielo en las que podemos patinar. El patinaje sobre hielo es una actividad deportiva típica del invierno, y es que junto al esquí son las actividades más practicadas. Patinar sobre hielo puede ser una solución a la falta de ejercicio en invierno, y es que es un deporte muy completo en el que entran en juego muchas partes de nuestro cuerpo.

En contra de lo que la mayoría de la gente piensa, el patinaje sobre hielo no solamente trabaja el tren inferior del cuerpo. Sí que es cierto que gran parte de la fuerza que ejercemos durante su práctica recae sobre esta zona del cuerpo, pero no solamente se centra ahí, ya que el resto de partes como loas abdominales, brazos, espalda... forman parte de los músculos que intervienen en el patinaje.

Es importante que tengamos en cuenta que es un deporte en el que se combina ejercicio aeróbico con el entrenamiento de la fuerza, ya que estamos en constante movimiento, pues en el patinaje buscamos el desplazamiento. En un principio iremos poco a poco, pero a medida que dominemos la actividad cogeremos más velocidad y aguantaremos durante más tiempo. En este momento será cuando más rendimiento le sacaremos, y cuando obtendremos los mayores beneficios para nuestro organismo, concretamente trabajaremos el sistema respiratorio y el cardiovascular.

En el patinaje sobre hielo es importante mantener el equilibrio y tener la suficiente fuerza para poder desplazarnos. Para conseguir esto es importante que mantengamos una postura adecuada. La espalda debe estar siempre recta, algo que conseguiremos mediante la contracción abdominal, la flexión de los hombros y la correcta colocación de las piernas. De esta manera estamos implicando a numerosas partes del cuerpo en el ejercicio.

El patinaje sobre hielo requiere para muchos de sus movimientos una fuerza repentina. A esto se le conoce como ejercicios explosivos, en los que para su ejecución se necesita mucha energía y fuerza. En este punto es donde entran en acción los músculos del cuerpo que se verán trabajados de esta manera. Por este motivo es importante que tengamos una buena constitución física para poder afrontar las rutinas.

Con el patinaje sobre hielo trabajaremos muchos músculos en profundidad, ya que cada movimiento que realizamos conlleva un esfuerzo que repercutirá en ellos. Esto convierte al patinaje en una actividad completa y llena de beneficios para el organismo. Una buena forma de practicar deporte en invierno sin perder el tono muscular en ningún momento.

Imagen | SXC

En Vitonica | Patinar es una buena elección para ponerse en forma En Vitonica | Los deportes que provocan más lesiones. En Vitonica | Halloween patina, la mejor travesía en una noche embrujada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio