Compartir
Publicidad

Remo con mancuernas en dos fases

Remo con mancuernas en dos fases
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Vitónica nos gusta recomendar ejercicios en los que podemos trabajar varios grupos musculares a la vez. Por ello en esta ocasión vamos a detenernos en un ejercicio sencillo que todos podemos incluir en nuestra rutina de entrenamiento y que nos ayudará a trabajar dos partes de la espalda. Se trata del remo con mancuernas en dos fases.

Con este ejercicio lo que haremos será trabajar la parte alta de la espalda, concretamente nos vamos a centrar en los trapecios y en la parte dorsal, tanto la zona más externa como la más interna. Es un ejercicio que requiere una cierta técnica, pero que simplemente lo podemos llevar a cabo con un par de mancuernas y nuestro propio cuerpo.

Equipamiento

Para su ejecución tendremos que hacernos con dos mancuernas, que recomendamos que sean en un principio ligeras para familiarizarnos con el ejercicio, ya que al realizar dos movimientos que incidirán en partes diferentes de la espalda es necesario que tengamos esto presente siempre. Ante todo es necesario que siempre realicemos correctamente cualquier ejercicio para así incidir de la manera adecuada en la parte trabajada.

Ejecución

Para ejecutar este ejercicio nos colocaremos de pie con los pies ligeramente separados y las rodillas también ligeramente flexionadas. Con la espalda resta y las mancuernas asidas cada una con una mano, nos inclinaremos hacia adelante, de modo que la espalda quede paralela al suelo y los brazos adelantados y estirados con las mancuernas. No debemos adelantar la espalda demasiado, sino que es mejor marcar un ángulo de unos cuarenta y cinco grados para no trasladar la tensión a la parte lumbar.

En esta postura y sin encoger los brazos elevaremos la carga encogiendo los hombros en dirección a las orejas, de modo que sea la parte de los trapecios la que trabaje en este momento. Mantendremos esta postura durante unos dos segundos, y sin dejar de mantener la tensión, elevaremos las mancuernas, solo que en este caso lo que haremos será encoger ya los codos manteniendo el brazo paralelo al tronco, e incidiendo directamente en la parte dorsal. El movimiento debe ser como el que realizamos a la hora de remar.

Es importante que a la hora de hacer este ejercicio respetemos los dos movimientos enlazados que serán los que nos ayudarán a conseguir la tensión que vamos buscando y que será la que nos ayude a obtener los resultados que perseguimos.

Imagen | Ulf Liljankoski Video | Youtube/ desan benz

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio