Compartir
Publicidad

Trabajar los abdominales con una silla

Trabajar los abdominales con una silla
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El verano es un momento en el que la mayoría de los que asistimos al gimnasio y entrenamos a lo largo de todo el año dejamos de hacerlo a causa de que nos movemos de nuestro lugar de residencia y vamos a pasar las vacaciones a otro lugar. Es cierto que esto no es excusa para dejar de hacer ejercicio, ya que echándole un poco de imaginación y valiéndonos de los artilugios más cercanos podemos montarnos nuestro gimnasio en casa. Por ello vamos a presentar un ejercicio para trabajar abdominales con la ayuda de una simple silla.

Para la realización de este ejercicio simplemente necesitaremos una silla que no sea demasiado alta, y sobre la que podamos apoyar los pies sin ningún problema. La silla será nuestro lugar de apoyo y el instrumento para la realización del ejercicio. Nuestro cuerpo en cambio será el que realice el ejercicio y el que debe aguantar la tensión de esta rutina. En concreto la parte del cuerpo que lo soportará será la pared abdominal al completo, así como la cintura escapular, pues tanto el abdomen como los brazos serán los que intervengan en su ejecución.

Antes de nada, y para comenzar a realizar el ejercicio lo que haremos será colocar la silla y nosotros posaremos los pies sobre ella, de modo que nuestro cuerpo quede de manera horizontal, paralelo al suelo. Eso sí, es importante que nos apoyemos con las manos al suelo mirando hacia abajo y los brazos estirados. Esta será nuestra postura de inicio, y ella será la que guiará el resto del ejercicio que simplemente consistirá en giros de tronco manteniendo en todo momento el cuerpo recto mediante la contracción abdominal, que hará que trabajemos esta parte todo el tiempo que dure la actividad.

En esta postura de inicio en la que mantenemos ambas manos apoyadas al suelo, lo que haremos será girar el tronco hacia un lado, de modo que la mano de ese lado quede elevada y la del otro pegada al suelo. Una vez hayamos llegado con el brazo arriba lo que haremos será volver a la posición inicial y realizar el mismo movimiento con la otra mano. Es importante que alo largo de todo el ejercicio mantengamos el tronco recto y nos concentremos en el ejercicio, concretamente en la pared abdominal, que es la que trabajará en todo momento, así como el la parte de las escápulas, que al aguantar con los brazos el peso del cuerpo y realizar el movimiento de elevación lograremos incidir en ellas y fortalecer esta zona.

Vía | Sportlife Imagen | bertvthul

En Vitonica | El mejor ejercicio de abdominales de 2009: máquina vertical En Vitonica | Un corsé imaginario para mantener tonificado el abdomen sin darnos cuenta En Vitonica | Mejora tus abdominales a través de videos explicativos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio