Los cinco mejores consejos para empezar a nadar en el mar y disfrutarlo

Los cinco mejores consejos para empezar a nadar en el mar y disfrutarlo
Sin comentarios

Muchos deciden cambiar de lugar, en vez hacer natación en una piscina, deciden empezar a hacerlo en el mar, y muchos la definen como una experiencia maravillosa.

Es importante que sepas que la forma de nadar y la energía que gastas cambia radicalmente, por ello te mostramos cinco consejos que debes tener en cuenta si quieres empezar a nadar en el mar y disfrutarlo.

La boya de natación: un objeto muy importante pero muy olvidado

Muchos tendréis en la mente que la boya de natación o boya de seguridad es un elemento muy incómodo y infuncional, pero este pensamiento está muy lejos de la realidad.

Para nadar en el mar sin correr riesgos es imprescindible llevar contigo una boya de seguridad, porqué es la mejor forma de que te vean y lo puedes usar como un elemento de flotación en caso de que tengas que recurrir a él.

Además, aunque no lo parezca, es un elemento muy cómodo de llevar y muy funcional, ya que incorpora un compartimento en el cual puedes introducir tus objetos personales.

Mar

Trata de comprobar el estado del mar

La energía que se consume nadando en un mar calmado es mucho menor que si el mar está revuelto a causa del oleaje. Visualiza la bandera de señalización de peligro, y si está verde es un día perfecto para que puedas empezar a nadar en el mar.

Siempre puedes preguntar al puesto de salvamento y socorrismo de la playa donde estés, ya que ellos te pueden guiar si el agua es óptima para nadar.

Oceano

La visualización es un punto clave

En el mar no existen delimitaciones de carriles para que puedas nadar más tranquilo, sino todo lo contrario, es un lugar muy abierto pero con boyas que nos indican donde puedes estar y donde no.

Las limitaciones con las boyas, las personas u otros objetos pueden ser un impedimento para que nades de forma constante, visualízalos para saber en qué dirección dirigirte para no toparte con bañistas o con una embarcación y ponerte en peligro.

Trata de nadar recto

Es muy difícil controlar en qué dirección vas a causa del oleaje del mar, provocando que la mayor parte de los nadadores se desvíen. Al principio, es interesante que trates de controlar hacia el lado en el que desvías para corregirlo.

Por ello, visualiza de vez en cuando tu posición y corrígela. Poco a poco, te saldrá de forma natural nadar de forma recta a pesar de las corrientes del mar.

Nadar Mar

Nadar en la línea de la costa seguridad

En el mar prima tu seguridad, por lo tanto, si eres principiante debes tratar de nadar en paralelo a la costa, sin alejarte demasiado. Y sobre todo, mantenerte en la zona de bañistas, generalmente limitada por boyas.

A medida que mejores tu técnica y seguridad, puedes ir alegándote de la costa para terminar nadando de forma paralela a la línea imaginaria que crean las boyas, siempre sin atravesarlas.

En Vitónica |Nadar en aguas abiertas: los beneficios que puedes obtener al entrenar en el mar.

En Vitónica | Nadar más rápido: estos son los ejercicios que te ayudan a conseguirlo.

Imágenes | iStock, Unsplash.

Temas
Inicio