Compartir
Publicidad
Publicidad

Algunos trucos para evitar la sequedad bucal

Algunos trucos para evitar la sequedad bucal
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La saliva es una sustancia que forma parte importante de nuestra boca, y es que su función dentro de la misma es importante para conseguir una salud perfecta tanto de dientes como de toda la cavidad bucal. Pero hay ocasiones en las que la secreción disminuye, y por ello es necesario que tengamos en cuenta los alimentos que nos ayudarán a mantener un buen nivel de saliva en la boca.

Antes de nada debemos saber la importancia que la saliva tiene en nuestra boca. Es una parte fundamental de la misma, ya que se trata de un líquido que segregan las glándulas salivares y se encarga de mantener lubricada la cavidad bucal, además de conseguir eliminar gran parte de las bacterias que nos encontramos en la misma, contribuye a la mineralización de los dientes y consiguiente fortalecimiento.

La saliva está formada en un noventa por ciento por agua, por lo que es la principal forma de mantener la boca humedecida y bien hidratada. Por este motivo cuando notamos sequedad en la boca la sensación es totalmente incómoda, ya que nos resulta difícil ingerir alimento, aumenta la proliferación bacteriana de la boca con lo que empeora el aliento y la salud de los dientes y encías corre peligro. Existen muchos factores que favorecen la sequedad, como la edad, una enfermedad o seguir un tratamiento médico a base de una determinada medicación.

Es fundamental que mantengamos una correcta hidratación bucal si no queremos que la salud de esta parte del cuerpo se vea comprometida. Por ello es necesaria una buena secreción de saliva, y la mejor forma de lograrlo es mediante la ingesta de alimentos que nos ayuden a mantener una correcta salivación. Habitualmente cuando comemos solemos segregar más saliva para empapar los alimentos de esta sustancia y así lograr mejorar la digestión de los mismos. A pesar de todo la saliva debe estar presente siempre en la boca.

La principal manera de conseguir segregar más saliva es mediante la masticación. Es fundamental que mastiquemos muy bien los alimentos y los exprimamos al máximo para así extraer todos los líquidos que contienen y lograr una mayor hidratación de la boca. Por este motivo es aconsejable consumir alimentos que nos obliguen a masticar concienzudamente, como la zanahoria o el apio. Además, se recomienda tomar alimentos que contengan altas dosis de líquidos para evitar así la sequedad bucal.

Entre horas es esencial mantener la boca húmeda, y por ello es recomendable en las personas que tienen tendencia a la sequedad usar elementos como chicles, caramelos sin azúcar, pitas de aceituna, regaliz de palo... para conseguir segregar saliva a lo largo de todo el día y así conseguir una correcta hidratación bucal. Los alimentos que contienen ácidos también son una buena manera de hacer que segreguemos más cantidad de saliva, por ello debemos incluirlos de vez en cuando en la dieta.

Debemos evitar el tabaco, el café y el alcohol, que son causa directa de sequedad bucal, al igual que alimentos como las galletas, los frutos secos... que consumidos entre horas y que consiguen hacer que la boca se seque y aumente el riesgo de caries al haber más acidez en la boca. Las infusiones son una buena ayuda a la hora de conseguir una mayor salivación, en concreto el té verde, que además nos aporta grandes dosis de flúor.

Vía | Consumer Imagen | mzacha

En Vitonica | Consejos para enfrentar la xerostomía o síndrome de boca seca En Vitonica | Masticar bien los alimentos para comer menos y mejor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos