Compartir
Publicidad
Cómo prevenir las ETS: lo que tienes que saber para mantener relaciones sexuales seguras
Prevención

Cómo prevenir las ETS: lo que tienes que saber para mantener relaciones sexuales seguras

Publicidad
Publicidad

A la hora de mantener relaciones sexuales seguras, conviene distinguir entre el riesgo de embarazos no deseados y el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual.

Ambas son cosas a evitar, pero los modos de prevención no son los mismos: mientras que para evitar un embarazo se pueden utilizar métodos anticonceptivos químicos (hormonales) o de barrera, contra las ETS los primeros no sirven, y los segundos son la forma más efectiva siempre que se utilicen de forma completa y correcta.

Aquí van algunos consejos para prevenir los contagios de ETS de forma efectiva.

Evita las relaciones sexuales

La forma más eficaz de evitar el contagio de una ETS es no mantener relaciones sexuales en absoluto. Claro que esto puede suponer para muchas personas una limitación en el desarrollo de una vida completa y feliz, lo cierto es que como método, es el más eficaz.

Sin embargo, hay algunas enfermedades englobadas dentro de las ETS, como el SIDA o la hepatitis, que se pueden transmitir por otras vías, como el uso de agujas contaminadas o vía madre-hijo durante el embarazo (si bien estos últimos se han limitado hasta casi erradicarse en muchos países gracias a los avances médicos).

La monogamia con una pareja no infectada

Dentro de una pareja que solo mantenga relaciones entre sí y en la que ninguno de los dos está infectado por ninguna de estas enfermedades, el riesgo también es muy bajo. Sin embargo, puesto que hay otras vías de infección poco habituales, realizarse controles y pruebas de vez en cuando no está fuera de lugar para cuidar la salud.

calabacin-plastico-preservativo

Utiliza anticonceptivos de barrera

El preservativo, tanto masculino como femenino, es uno de los métodos más eficaces para prevenir un embarazo no deseado, así como de evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual. Para que la protección sea completa es importante utilizarlo desde el principio, también durante el sexo oral o anal, prácticas en las que no hay riesgo de embarazo pero sí de contagio, y también en las relaciones entre personas del mismo sexo.

Usa lubricantes que no dañen los preservativos

A menudo se utilizan lubricantes para hacer el sexo más placentero, pero es importante que si se van a combinar con preservativos, sus ingredientes no afecten a los componentes. En concreto, es mejor buscar lubricantes con base de agua en vez de base de aceite que pueden dañar el látex de los preservativos.

Valora algunas vacunas

Para algunas enfermedades de transmisión sexual, tampoco los preservativos han demostrado ser una protección muy eficaz porque se transmiten con el mero contacto de las zonas genitales sin necesidad de compartir fluidos. Es el caso del virus del papiloma humano.

tijera-sexo-mujeres

La mayoría de las personas han estado infectadas por este virus alguna vez, que por suerte no suele tener síntomas graves. Sin embargo, algunas cepas del VPH están relacionadas con un mayor riesgo en el desarrollo de cáncer de cuello de útero.

Por eso, si te preocupa un contagio por VPH, seas mujer y hombre, consulta con tu médico la posibilidad de ponerte esta vacuna, que no está incluida en el calendario de vacunación de la sanidad pública.

Hazte pruebas periódicamente

Si sospechas que has estado en una situación en la que has podido contagiarte, hazte las pruebas de detección en cualquier hospital o centro de planificación familiar.

Si eres sexualmente activo y no tienes una pareja estable, puede ser una buena idea hacerte las pruebas periódicamente, aunque solo sea por precaución. En caso de infección, podrás tomar las medidas de tratamiento oportunas, y de paso evitar posibles contagios a otras personas por desconocimiento.

Avisa a parejas anteriores

Si en una prueba te detectan alguna ETS, tira de agenda y avisa a tus parejas sexuales anteriores a las que creas que puedes haber puesto en situación de riesgo sin saberlo. Puede que en muchos casos no sean llamadas agradables, pero es mejor que todo aquel que haya estado en situación de contagiarse lo sepa para hacerse las pruebas pertinentes y evitar más contagios.

Imágenes | Unsplash
En Vitónica | Estas son las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más comunes (y así puedes prevenirlas)

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio