Compartir
Publicidad

Consideraciones a tener en cuenta a la hora de bañarnos en verano

Consideraciones a tener en cuenta a la hora de bañarnos en verano
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Inmersos en pleno verano siempre es bueno recordar una serie de medidas y consideraciones a tener en cuenta a la hora de bañarnos en verano para poder disfrutar de un buen remojón, ya sea en la playa o en la piscina.

Desgraciadamente al final del verano suelen aparecer cifras con las muertes producidas en las zonas de agua durante los meses más calurosos del año. La idea de este artículo es recordar y concienciarnos de que a la hora de bañarnos tenemos que seguir una serie de precauciones.

En primer lugar es muy importante respetar tanto la señalización como las banderas de los puestos de vigilancia de socorristas en las playas, las cuales, dependiendo del color que tenga, nos indica la peligrosidad del mar. Si nos encontramos una bandera amarilla tenemos que tomar precaución, y si la bandera es de color rojo el baño está totalmente prohibido.

En aquellas playas en las que no hay socorristas, como pueden ser calas o playas más escondidas, es conveniente reconocer previamente la zona de baño. Puede haber zonas de agua en la que la profundidad es mínima, por lo que no debemos tirarnos de cabeza sin haber inspeccionado antes el terreno. Es aconsejable realizar ese reconocimiento cada vez que se visite la playa, ya que hay veces que los bancos de arena se pueden mover de sitio con las mareas.

Calá Rajá Almería

Una de las cosas que puede interrumpir nuestro plácido baño son las picaduras de medusas. Si esto ocurre es importante un tratamiento rápido, pero, sobre todo, no cometer ciertos errores que se suelen dar con frecuencia. No hay que limpiar con agua dulce, ni frotar con arena ni con la toalla ni con nada. Se debe limpiar con suero fisiológico, de no tenerlo en ese momento el agua salada también puede ser una solución. Podemos aplicar frío a la zona afectada cubierto con algún trapo o toalla. Si la playa dispone de socorristas es conveniente que nos traten ellos.

En el caso de los baños en la piscina lo más importante es respetar la profundidad de la misma. Hay que concienciar a los niños de la peligrosidad de tirarnos de cabeza en las zonas más bajas, así como evitar carreras y juegos cerca del bordillo de las piscinas, ya que una caída puede ser bastante peligrosa.

Por último, es recomendable antes de meternos en el agua comprobar la temperatura del agua y esperar dos horas tras haber comido. Con estos sencillos consejos seguramente disfrutemos mucho más de nuestros baños de verano.

Imagen | Philippe Guillaume

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio