Compartir
Publicidad

La importancia del agua en la práctica deportiva

La importancia del agua en la práctica deportiva
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos conocemos la importancia vital del agua, para el mantenimiento de la vida como para el uso cotidiano, pero no siempre somos conscientes de la necesidad que tenemos de ella, mientras practicamos deportes.

Es que existen ciertas funciones que el cuerpo no puede desempeñar sin la presencia de este líquido. Aunque, claro está, también necesitamos de los alimentos para producir energía, y por supuesto, todo esto no sería posible sin la presencia del oxígeno, nuestro alimento más esencial. Pero siempre debemos tener en cuenta la importancia del agua para la práctica de los deportes.

No debemos olvidar que los adultos estamos compuestos en un 60% por agua, y que los recién nacidos, tienen un 77% de su cuerpo compuesto por agua, lo cual no es poca cosa. El agua compone nuestros órganos, músculos y huesos, y mantiene el equilibrio isotónico del metabolismo. Algo realmente asombroso.

Funciones del agua

Veamos las principales funciones que el agua sustenta en el cuerpo humano:

  • La respiración.
  • La digestión. Regula la acidez estomacal.
  • La regulación de la temperatura corporal.
  • El transporte de los nutrientes (oxígeno y sales minerales en sangre). Permite mantener la presión sanguínea.
  • Mantiene el metabolismo.
  • Permite regular todas las reacciones corporales.

El agua es el componente fundamental de la sangre y de los órganos internos: sangre (83%), riñones (82%), músculos (75%), cerebro (74%), huesos (22%).

Veamos qué tan importante es el papel del agua en las reacciones enzimáticas, su contenido de sodio permite mantener el balance hidroelectrolítico en el cuerpo. Además, el agua debe suplir ciertos minerales que de otro modo, serían eliminados completamente del organismo por la orina, como el potasio, cloro y sodio.

¿Cuánta agua necesitamos beber al día?

De acuerdo a esto, los especialistas recomiendan que se ingieran 1,5ml de agua por kilo de peso corporal al día, para reponer los 2,5lts de agua que el cuerpo pierde diariamente en sus diversas funciones excretoras: transpiración, orina, respiración, heces. De este modo podremos evitar la deshidratación, que es responsable de calambres y otros malestares al practicar deportes.

Para resumir, debemos consumir 2,5lts de agua diarios, principalmente en verano, cuando la pérdida es mayor. También podemos obtener agua mediante los alimentos. Por ejemplo, el tomate está compuesto en un 95% por agua al igual que la lechuga, incluirlos en nuestra dieta contribuye a mantener el equilibrio hídrico de nuestro cuerpo.

Como vemos, el agua es especialmente beneficiosa para los deportistas, ya que tonifica el organismo y permite que el cuerpo utilice su reserva de grasa convirtiéndola en energía. Dicha grasa se elimina por medio de la orina. Como si fuera poco, el agua hidrata la piely los músculos, proporcionando un una piel suave y una masa muscular más firme y elástica, con su consecuente beneficio estético.

Para que constatemos la importancia del agua en el deportista, diremos que podemos pasar hasta cinco semanas sin que nuestro cuerpo reciba grasas, carbohidratos o proteínas, pero no podemos vivir más de cinco días sin beber agua. Es algo para tener en cuenta y no olvidar llevar nuestra botella de agua cuando practicamos deportes, nuestro cuerpo lo agradecerá.

Imagen | Ein Harod

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio