Compartir
Publicidad
Publicidad

La patata puede ser un alimento muy tóxico

La patata puede ser un alimento muy tóxico
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La patata es uno de los alimentos más importantes de nuestra dieta. Es un producto barato y rico en nutrientes, que además nos permite prepararla de diferentes maneras y sacarle el máximo partido. Este tubérculo ha sido y es el principal sustento de muchas personas, pero no debemos pasar por alto que puede ser un alimento muy tóxico.

Nunca hemos reparado en la posible toxicidad de la patata, y es que lo que mucha gente no sabe es que este alimento que aparentemente es inofensivo puede resultar muy perjudicial para nuestra salud si no lo consumimos adecuadamente. Desde luego que os preguntareis el por qué de todo esto. La respuesta está en el alcaloide solanina que posee la patata tanto en la planta como en el tubérculo, y es lo que hace que resulte tóxica para el ser humano.

Esta sustancia la encontramos a lo largo de toda la planta de la patata, es un mecanismo de defensa que ésta tiene para evitar que los insectos y demás depredadores y parásitos acaben con ella. Se trata de un tipo de pesticida natural que aparece en grandes concentraciones en los tallos tiernos de la patata y en sus hojas, y en mucha menor medida en los tubérculos, que al fin y al cabo es lo que nos comemos.

Concretamente en los tubérculos o patatas, la solanina se encuentra en la sustancia verde que está justo debajo de la piel, lo que hace que comerlas crudas o con piel sea un peligro para nuestra salud, pues este alcaloide no solo afecta a los animales, sino que al ser humano también le causa efectos. Por esto es importante limpiar bien las patatas y lograr eliminar toda la piel, incluyendo esta capa verde que las recubre. A la hora de cocerlas hay que hacerlo sin piel para evitar que este alcaloide pueda afectarnos.

Las intoxicaciones por solanina afectan a nuestro organismo mediante desajustes gastrointestinales y neurológicos. Es decir, los síntomas de una intoxicación por solanina se traducen en malestar estomacal y digestivo, vómitos, diarreas, náuseas, dolor de cabeza, vértigos, escozor de garganta, reacciones alérgicas diversas... Aunque depende mucho el grado de toxicidad, pero en casos extremos se ha llegado a casos de pérdida de consciencia, alucinaciones, hipotermia, bajada de tensión...

Debemos ser cuidadosos a la hora de consumir patatas. Ya sabemos que es un ingrediente esencial en nuestra cocina, y una fuente importante de hidratos de carbono, pero tenemos que conocer los efectos que su mal uso puede tener en nuestra salud. Desde luego que las patatas que se comercializan tienen totalmente controlados los niveles de solanina, pero es aconsejable eliminar perfectamente la piel y consumir las patatas cuanto antes, pues las concentraciones de este alcaloide aumentan cuanto más viejo es el ejemplar.

Imagen | SXC

En Vitonica | No comas la parte verde de la patata: es tóxica En Vitonica | Derribando mitos: los beneficios de la patata En Vitonica | A por los hidratos de carbono

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos