Compartir
Publicidad

Ni limitar la comida ni obligar a comer ayuda a los niños a cuidar su salud

Ni limitar la comida ni obligar a comer ayuda a los niños a cuidar su salud
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de observar un estudio reciente que señala que los padres suelen presionar a sus hijos para que consuman alimentos o restringir los mismos, es importante aclarar que ni limitar la comida ni obligar a comer ayuda a los niños a cuidar su salud.

La investigación reciente se realizó con adolescentes y sus padres y comprobó que cuando ambos poseen un peso normal, los padres tienden a obligar a sus hijos a comer, mientras que cuando el adolescente y/o sus padres presentan sobrepeso, se genera la conducta contraria y los padres tienden a restringir la alimentación de sus hijos.

Esto demuestra que los padres suelen aplicar practicas de restricción o de presión respecto a la alimentación de sus hijos según el peso de ellos mismos o del de sus hijos, lo cual, en nada favorece una conducta alimentaria sana y la prevención de enfermedades, sino que por el contrario, puede propiciarlas.

Los factores externos tales como las reglas o hábitos de consumo que establecen los padres, influyen en el comportamiento alimentario desde que tenemos 2 años de vida, y aun en la adolescencia, por ello, obligar a los niños a comer o restringir los alimentos en su dieta puede no ser la mejor herramienta cuando buscamos proteger su salud actual y futura.

Obligar a los niños o adolescentes a comer puede incentivar un sobreconsumo o una ingesta más allá de sus niveles de hambre y saciedad, impidiendo que en un futuro distingan adecuadamente cuando se come porque realmente el cuerpo lo necesita, es decir, cuando se come por hambre, o cuando se hace por otros factores externos.

Algo similar sucede con la restricción de alimentos, que lleva a los niños a desear más aquello que se prohíbe o se limita, evitando que ellos se habitúen a su ingesta moderada, tal como lo hacen con otros alimentos.

Como padres, debemos recordar que ni limitar la comida ni obligar a comer ayuda a los niños a cuidar su salud, sino que lo mejor que podemos hacer es fomentar que ellos mismos autorregulen lo que consumen, incentivando hábitos alimentarios sanos con el ejemplo y un entorno favorable en el hogar y con la familia.

Bibliografía consultada | Pediatrics, August 24, 2015, (doi: 10.1542/peds.2015-0326)
En Vitónica | No obliguemos a los niños a comer de todo
En Vitónica |
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio