Publicidad

Niños y colegio: Consejos preventivos para cuidar la salud
Prevención

Niños y colegio: Consejos preventivos para cuidar la salud

Publicidad

Publicidad

En torno al mes de septiembre, por estas latitudes empiezan a aparecer noticias sobre niños, vuelta al colegio y los problemas derivados de las posturas y uso de pesadas mochilas.

Ya que ha pasado un poco tanta resaca informativa, vamos a compartir con vosotros unos consejos sencillos para **cuidar la salud de los niños en el colegio, para saber qué es lo más importante a tener en cuenta y conocer también a qué no debemos tener miedo:

  1. Peso de las mochilas: Si bien es cierto que no es recomendable cargar a los niños con materiales innecesarios, tampoco es necesario obsesionarse con el peso de las mochilas, pues no está claro que las mochilas sean las culpables de problemas presentes o futuros en los niños.

  2. Malas posturas: Es recomendable corregir las malas posturas que suelen tener niños y adolescentes, ya sea al estar sentados, tumbados... Pero sin obsesión, pues hay bastante evidencia que señala que no hay evidencia de relación entre problemas de postura, diferente longitud de miembros inferiores, curvatura del cuello, asimetría de hombros, permanecer tiempo en posturas complicadas (fuente: artículo en inglés)

  3. Sedentarismo: Éste, al igual que con adultos y personas mayores, sí que es un culpable de muchos males. Influye en la esperanza de vida y también en la calidad. Padres activos fomentan niños activos y, por lo tanto, más sanos.

  4. Alimentación: Las prisas y querer comer solo lo que les gusta, ese gran problema que conduce a una mala alimentación. Al igual que en otras etapas de la vida, la alimentación es fundamental en la edad infantil, pero aquí es todavía más relevante, pues influye en el estado de salud futuro, ya sea ayudando a prevenir dolencias, o propiciando la aparición de enfermedades si es una alimentación desastrosa.

  5. Educación fuera del colegio: En el colegio se aprende, pero en casa es el lugar donde se deben estimular hábitos saludables, tanto de ejercicio como de alimentación. Buscar formas divertidas de presentar los alimentos para hacer los saludables más apetitosos; también estimular el ejercicio, el deporte y la sana competición, primando que el niño se divierta y aprenda valores más que el ganar a cualquier precio.

Equipo Escolar

En definitiva, salvando las distancias por las características propias de cada edad, son consejos que también son igual de útiles e importantes en adultos, pero en niños cobran extrema relevancia por ser la época donde, además de formarse muchos hábitos y costumbres que tendremos de adultos, también es un momento donde se pueden prevenir males futuros.

Enseñar hábitos saludables sin imponer es la mejor manera de conseguir cambios de conducta. Conozco a muchas personas que no comen verduras, leche, miel o pescado porque de pequeños sus padres los obligaban tanto que los aborrecieron.

También conozco a personas tan estresadas por haber competido en deporte de alto nivel como niños que terminaron rechazando hacer actividad física. Sin duda es necesario guiar a los niños, pero es fundamental hacerlo con inteligencia para que una imposición de algo que sabemos que es sano no se convierta en un rechazo.

En Vitónica | Niños y vuelta al cole

Imágenes: School kids Sri Lanka via photopin (license) | DSC_8500 via photopin (license)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir