Compartir
Publicidad

Seamos críticos con los consejos de salud que leemos

Seamos críticos con los consejos de salud que leemos
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Puede que el titular choque a algunos lectores, pues esta es una web donde damos multitud de consejos sobre salud, ejercicio, fitness, nutrición y vida sana. Nos gusta dar consejos, lo hacemos de buena fe y con la idea de aportar valor a los lectores, pero eso no quita que la responsabilidad es tanto nuestra, como transmisores de la información, como del lector, que debe hacer una lectura crítica de los consejos sobre salud, ejercicio y demás que encuentre tanto en esta web, como en otras de Internet, o bien periódicos, noticias, radio, televisión...

La investigación avanza contínuamente, con lo que consejos de hace unas semanas pueden hoy estar desfasados. Es más, es posible que no haya una única verdad, y que, dependiendo del caso, la persona y las circunstancias, haya que optar por unas u otras medidas, con lo que no hay una única verdad. Otras veces el consejo sirve para unos casos concretos, pero hay que tener cuidado con las generalizaciones... En definitiva, que no nos creamos todo lo que leamos, no sin contrastar, investigar y aprender qué es correcto y qué no. Un pensamiento crítico al leer información de salud es vital para evitar engaños y continuar con teorías desfasadas.

En Vitónica realizamos acciones como analizar las mal llamadas "dietas milagro", explicando por qué no son saludables, incluso de qué manera pueden poner en riesgo nuestra salud. Proponemos recetas saludables, damos consejos de ejercicio y hábitos saludables... Todo basado en los datos que tenemos y en nuestra experiencia, siempre tratando de fomentar el bienestar, pero también el pensamiento crítico y el sano debate.

En muchos otros lugares de la Red, así como en prensa, televisión, revistas... Se da mucha información sobre salud, ejercicio, dietas, vida sana. En ocasiones nos venden remedios "milagrosos", descubrimientos o trucos "infalibles" o se dan consejos como si fueran verdades absolutas, y esto es un error.

Una actitud como responsables activos de nuestra propia salud y bienesar es informarse y aprender, pero sin caer en el fanatismo de lo que nos digan los "gurús". Hay que mantenerse despiertos, preguntar, leer, contrastar y aprender. Criticar aquello que no se sostenga, dudar de aquello que parece "demasiado bueno para ser verdad".

Esto no quiere decir que no podamos confiar en la información que leemos. Lo que quiere decir es que siempre hay que mantener el cerebro despierto, para no dejarnos engañar por consejos desfasados, profesionales que lo que buscan es el beneficio propio o medios de comunicación más interesados en vender su producto que en informar sobre bienestar.

Así que ante dudas, contradicciones, información de dudosa procedencia, pseudoprofesionales caraduras, charlatanes y engañabobos, no nos dejemos embaucar y gritemos ¡protesto!

Imagen | EMR

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio