Compartir
Publicidad

Txumari Alfaro imparte cursos para curar alergias con emociones por 290 euros

Txumari Alfaro imparte cursos para curar alergias con emociones por 290 euros
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Empiezo a escribir este artículo sacudiendo despacio la cabeza de lado a lado en un gesto a medias entre la incredulidad y la frustración. Es que no me creo que tenga que estar escribiendo sobre esto, y a la vez, me pregunto si realmente alguna vez podré dejar de hacerlo.

Ese "esto" de lo que hablo es la enésima noticia sobre pseudociencia absurda, empeorada por la presencia de una cara y un nombre famoso para darle promoción.

El último ejemplo es un curso que se está promocionando en las redes sociales y que impartirá Txumari Alfaro a principios de junio en Valladolid por 290 euros, en el que hablará del "origen emocional, buscando la causa tras la causa". Es un taller dedicado concretamente a las alergias e intoleracias alimentarias, con bloques como "las alergias y los desamores", "la celiaquía y y el conflicto de la desestructuración familiar" y "la intolerancia al huevo y el conflicto del miedo a perder a mi bebé".

De La botica de la abuela a la bioneuroemoción

Alfaro, naturópata, se hizo famoso en los años 90 como presentador de La botica de la abuela, un programa de la televisión pública nacional en el que recomendaba remedios naturales y tradicionales para todo tipo de problemas de salud.

Han pasado los años y, ya fuera de las cámaras, Alfaro ha seguido ahondando en el camino de la medicina alternativa hasta caer en una de sus expresiones más acientíficas y peligrosas, llamada bioneuroemoción, uno de los pilares del curso que ahora promociona.

La bioneuroemoción es una pseudociencia que defiende el origen emocional de todas las enfermedades que padecemos. Según sus principios, para curar desde una alergia hasta un cáncer hay que rastrear el conflicto emocional que los causa y solucionarlo.

Mezcla de pseudoterapia y secta

Crea sufrimiento añadido a su entorno porque muchas veces esa "solución" del conflicto supone romper el contacto con un familiar

Una idea que no solo pone en peligro la vida de los pacientes, que abandonan terapias médicas probadas por considerar resuelta su enfermedad sin necesidad de medicación, sino que también crea sufrimiento añadido a su entorno y sus familias porque muchas veces esa "solución" del conflicto supone romper el contacto con un familiar que, por ejemplo, insiste en que sigan con el tratamiento recomendado por el médico.

Es por tanto una mezcla de pseudoterapia y auténtica secta, ya que condiciona el pensamiento y el comportamiento de los pacientes, a veces alejándolos de sus familias y entornos, a la vez que se les mantiene apartados del tratamiento que necesitan. Claro que el lenguaje siempre es muy cuidadoso para evitar problemas legales, y en vez de cuidar dicen "mejorar", "controlar" o "manejar" las enfermedades.

Si funciona, se llama solo medicina

Así que aquí voy, una vez más: si tienes cualquier enfermedad, ya sea una alergia, una intolerancia alimentaria, diabetes, cáncer o lo que sea, acude a tu médico, a un especialista, y sigue el tratamiento que te recomiende. Algunas enfermedades son duras y tienen mal pronóstico, pero si ese es tu caso, es muy poco probable que un curandero charlatán vaya ayudarte. Lo que seguro que hará es ayudarte a aligerar tu cartera, y en el proceso puede causarte más daños que beneficios.

Y por último, recuerda que la medicina alternativa que ha demostrado científicamente su eficacia es lo que llamamos simplemente medicina.

En Vitónica | Once pseudoterapias de las que has oído hablar: en qué consisten y por qué no debes fiarte de ellas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio