Compartir
Publicidad

Comentario acerca de los masajes en las playas

Comentario acerca de los masajes en las playas
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como cada año, parece que no es verano si no sale en los informativos la clásica noticia de personas que ofrecen de forma irregular servicios de masajes en las playas. Como siempre, suele haber dos frentes: los que defienden que no pasa nada, y los que manifiestan que este tipo de masajes en las playas pueden ser peligroso si no se tienen ciertas precauciones.

Como fisioterapeuta que soy, os prodreis imaginar mi opinión personal y profesional sobre el tema. No obstante, no quiero escribir simplemente para contar lo que ya os podéis imaginar que opino. Más bien quiero escribir sobre precauciones con los masajes en la playa principalmente para que me déis vuestro punto de vista. Seguro que sacamos algo muy provechoso para todos.

Masaje Relajante vs Terapéutico

El dilema de los masajes en la playa viene de la eterna polémica entre lo perteneciente al relax y lo terapéutico. Al menos en Andalucía no existe título oficial de masajista, sí que existe la actividad económica de masajista, y cientos de cursos y formación en masajes.

Estos masajes relajantes, en teoría, no requieren que sea un fisioterapeuta el que los aplique. Como os digo, en mi comunidad autónoma, Andalucía, no existe título oficial de masajista, pero sí que existen masajistas que trabajan en spas u otros centros aplicando masajes con finalidad únicamente relajante.

El problema es que la línea entre lo relajante y lo terapéutico es realmente delgada. En torno al 80-90% de la población tiene, ha tenido o tendrá dolor de espalda, entendiendo por espalda la región cervical, dorsal o lumbar. Ante esta perspectiva, es muy probable que todos, antes o después, terminemos con alguno de estos dolores, incluso estando perfectamente sanos. ¿Qué necesitamos, un masaje de relax o uno terapéutico aplicado por un profesional?

Si bien el masaje es solo una técnica, y puede que nuestra dolencia requiera una actuación de otro tipo, es la más conocida de la fisioterapia (bueno, tal vez ahora vaya siendo el kinesiotape, del cual ya hablaremos). Por lo tanto, únicamente el masaje es probable que sea insuficiente si tenemos una patología que realmente requiera un tratamiento específico.

Precauciones con los masajes en las playas

El problema con los masajes en las playas (al menos en España) es que es relativamente habitual que las personas que los dan suelen ser en situación irregular (sin permiso de residencia) y sin persmisos para realizar la actividad (no declaran impuestos, no pagan ningún tipo de seguro de responsabilidad civil…). No suelen contar con titulación, ni fisioterapeuta ni ningún título avalado en España.

Lógicamente también hay casos donde centros con sus permisos prestan los servicios de masaje o fisioterapia a pie de playa, pagando sus permisos y realizando la actividad personal preparado. No quiero generalizar, y quiero destacar que, en ciertos casos, también se hacen las cosas bien. Los que salen en prensa son los que no, pero eso no quiere decir que no exista un buen servicio con todos los documentos en regla.

Por experiencia vivida por personas que conozco que han recibido este tipo de masajes, uno de los problemas es la higiene: los masajistas van de persona en persona, masajeando brazos, espalda, pies… sin lavarse las manos (o lavándolas de forma poco adecuada) a altas temperaturas, con lo que no es raro la aparición de infecciones de la piel de las personas que reciben el masaje.

Otro problema es la intensidad: estas personas suelen aplicar masajes breves (10-15 minutos) de bastante intensidad, con lo que puede que perjudiquen a algunas personas que tengan algún tipo de patología. He visto algunos casos de personas con dolencias después de las vacaciones, por haber recibido un masaje de cualquier manera por personas no profesionales.

Conclusiones

Actualmente existen gran cantidad de centros de fisioterapia así como de terapias relajantes, donde fisioterapeutas (en caso de que el tratamiento sea de una patología) como masajistas profesionales titulados y preparados pueden aplicar estos tratamientos por precios realmente competitivos.

En el caso de que tengamos un dolor de espalda: tan fácil como acudir al médico directamente, así como al fisioterapeuta. El masaje es una técnica, pero no la única. Puede que nuestro dolor necesite otro tipo de actividad, como ejercicio, estiramientos, potenciación muscular selectiva, cambio de hábitos nocivos… además del tratamiento médico.

En el caso de que no tengamos dolor y queramos un masaje relajante: Como digo hay centros de fisioterapia, así como hoteles, spas y otros servicios que ofrecen masajes relajantes profesionales, realizados por personal con sus papeles en regla y con nombre y apellidos, con lo que tenemos la opción de reclamar en caso de que haya alguna actuación con la que no estemos conformes.

En definitiva, más o menos he expuesto mi opinión, que es la que podíais esperar, pero siendo Vitonica una comunidad muy grande creo que es más interesante leeros a vosotros: ¿Qué opináis del tema?.

Imagen | The Wandering Angel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos