Publicidad

Desde este mes de noviembre, Sanidad comienza a financiar el anillo vaginal anticonceptivo

Desde este mes de noviembre, Sanidad comienza a financiar el anillo vaginal anticonceptivo
1 comentario

Publicidad

Publicidad

El anillo vaginal es uno de los métodos anticonceptivos más efectivos a la hora de evitar un embarazo, con un 91% de efectividad (similar al de la píldora). A partir del pasado 1 de noviembre, Sanidad pasa financiar la compra del anillo anticonceptivo, incluyendo en su cartera el anillo con los principios activos etinilestradiol (3,474 mg) y etonogestrel (11 mg).

El anillo vaginal es un aro de goma que se coloca dentro de la vagina de forma muy similar a un tampón o a la copa menstrual, y desde ahí libera hormonas que son absorbidas por la propia pared vaginal. Este anillo se mantiene en la vagina durante tres semanas del ciclo, y se retira en la semana en la que aparece la menstruación.

Se trata de un método anticonceptivo hormonal combinado del que se calcula que podrían beneficiarse unas 37.000 mujeres.

Frente a la clásica píldora anticonceptiva, el anillo tiene diferentes ventajas: por un lado, al dejarlo colocado durante tres semanas, se evitan los posibles olvidos que pueden darse en el caso de la píldora diaria. Por otro, su colocación y extracción son muy sencillas, y una vez colocado no suele provocar molestias.

Si usamos este método anticonceptivo debemos tener en cuenta que se limita a evitar el embarazo, pero no es capaz de protegernos frente a las enfermedades de transmisión sexual, para lo cual necesitaremos acudir a otros métodos de barrera como el preservativo.

En Vitónica | Los mitos más escuchados sobre la píldora anticonceptiva

Imagen | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir