Publicidad

Aficionarse al ejercicio después de una lesión

Aficionarse al ejercicio después de una lesión
1 comentario

El ejercicio físico es salud, eso lo sabemos de sobra. Sin embargo hay muchas personas a las que todavía se les hace difícil levantarse del sofá y tener una vida algo más activa. Hay lesiones que requieren obligatoriamente de ejercicio para la recuperación, por lo que todavía resultará más difícil a estas personas. Por suerte no es raro el caso de personas que se han aficionado al ejercicio después de una lesión o enfermedad.

Si estando sanos ya les daba pereza ¿cómo van a hacer ejercicio estando enfermos o lesionados? Pues por suerte en muchas ocasiones una lesión sirve de motivación para recuperarse. En Vitónica hablamos hace tiempo de atletas de élite con enfermedades crónicas. En los ejemplos citados en ese post, y en otros muchos casos, hay personas que han comenzado a practicar deporte porque tenían algún problema y les recomendaron hacer ejercicio.

Este ejercicio, que empezó siendo terapéutico, se convierte luego en el estilo de vida habitual. Actualmente trabajo con personas mayores, y es estupendo ver como personas sedentarias, que no querían participar en ejercicio, pero que lo necesitan por alguna enfermedad (cardíaca, respiratoria, o bien alguna lesión o fractura) y poco a poco se van dando cuenta de que haciendo ejercicio se encuentran mucho mejor, y siguen practicándolo tiempo después de haber superado el problema que originó la necesidad de hacer ejercicio.

También me ha pasado con personas jóvenes. Recuerdo el caso de una chica que estaba acostumbrada a acudir a todas partes en moto, y no hacer nada de ejercicio. Después de una lesión de tobillo por un accidente de tráfico, por la cual estuvo largos meses de tratamiento, empezó a ir caminando a muchos sitios a los que antes iba en moto, y continuó haciendo ejercicio en el gimnasio después de estar de alta en el tratamiento de su lesión.

Una lesión o una enfermedad suponen un bache. En muchos casos nos hace perder la motivación, y lo vemos todo negativo. Sin embargo también, con la ayuda adecuada, puede ser una ruptura con hábitos o estilos de vida perjudiciales, y dar ese empujón que nace de la necesidad para, por ejemplo, empezar a mantener un estilo de vida más saludable.

Imagen | My name's axel

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio