Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo preparar sales de baño en casa

Cómo preparar sales de baño en casa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos conocemos los beneficios que la aromaterapia nos brinda para relajarnos, y es que estimular los sentidos a través de los olores es una buena forma de hacerlo. Pero si acompañamos la fuerza de los aromas con un baño relajante el efecto es aún mayor. Esto lo podemos conseguir con el uso de sales de baño elaboradas por nosotros mismos.

Las sales de baño además de proporcionarnos una sensación relajante son perfectas para mantener una piel saludable, flexible y llena de vitalidad. Muchas veces en el mercado las que se nos ofrecen no son de nuestro agrado porque no controlamos al completo los ingredientes que se utilizan en su elaboración, por ello muchas personas optan por la preparación casera. Pero es fundamental saber cómo hacerlas para evitar problemas cutáneos.

El ingrediente fundamental para elaborar unas buenas sales de baño es la sal marina gorda, que meteremos en un recipiente. Junto a esta necesitaremos colorantes usados en cosmética y esencias de jabón o aceites esenciales que podemos encontrar en cualquier tienda especializada o droguería. Con estos ingredientes podemos comenzar a preparar nuestras sales de baño.

Para preparar las sales colocaremos la sal en un recipiente y añadiremos los colorantes hasta que obtengamos el color deseado. Acto seguido añadimos las esencias que hemos elegido para nuestras sales. Debemos remover bien para que nos quede una mezcla compacta y con un tono homogéneo.

Junto a los aromas podemos utilizar aceites esenciales muy usados en aromaterapia que sumarán sus propiedades relajantes a las de las sales. Con ellos conseguiremos un mayor efecto a la hora de utilizar nuestras sales. Pero es muy importante que sepamos que los aceites mojan, y que las sales de baño siempre tienen que estar secas, por lo que debemos echar poca cantidad de aceites esenciales, o por el contrario añadirlos en el propio baño una vez hayamos disuelto las sales.

Pero no solamente podemos hacer sales minerales al uso, sino que las podemos dar un toque diferente, ya que si añadimos una mezcla de bicarbonato con ácido cítrico conseguiremos hacer que las sales tengan un efecto efervescente que nos relajará aún más y mejorará el efecto de nuestros baños en los que eliminaremos el estrés acumulado a lo largo de la jornada.

No debemos olvidar que además de las propiedades relajantes, las sales marinas tienen una serie de beneficios medicinales que ayudarán a eliminar impurezas y curar afecciones de la piel. El yodo nos ayudará a mejorar el aspecto de nuestra piel, por lo que debemos hacer un uso habitual de este tipo de baños.

Vía | Estilo y hogar Imagen | Lady Madonna

En Vitonica | Afuera el estrés con aromaterapia En Vitonica | Flores de Bach: el poder de las esencias

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos