Compartir
Publicidad
Publicidad

Juegos populares infantiles, una buena manera de entrenar

Juegos populares infantiles, una buena manera de entrenar
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguro que en más de una ocasión hemos visto a padres quejarse de la poca actividad que realizan sus hijos. Es cierto que en la actualidad los niños apenas juegan y realizan actividades físicas al aire libre, ya que la gran mayoría de sus juegos se realizan en casa, pues con los avances técnicos los juegos tradicionales han pasado a un segundo plano. En Vitónica queremos reivindicar la práctica de este tipo de actividades, pero no solo para los niños, sino también para los adultos, pues se trata de una estupenda actividad física y lúdica. Por ello destacaremos algunos que no debemos pasar por alto.

El juego es una manera divertida de practicar deporte y llevar a cabo una vida sana. Sin saberlo y mientras lo pasamos bien estamos ejercitando nuestro cuerpo casi por completo, por ello vamos a destacar algunas de las actividades más emblemáticas dentro de esto como son el salto a la comba, el potro y el pasacalles, que aunque parezcan simples juegos, ocultan algo más detrás, y pueden ser de gran ayuda para mantenernos en forma.

El salto a la comba no es que se trate solamente de un juego, sino que es una práctica que en boxeo se ha utilizado desde hace mucho tiempo por constituir todo un ejercicio aeróbico de primera línea. Es una buena manera de activar la circulación y trabajar el aparato respiratorio, ya que el ejercicio requiere de una gran resistencia y base. Junto a esto es necesario un alto control de nuestro cuerpo y una psicomotricidad desarrollada, además de ser la mejor herramienta para lograrlo. No hay que olvidar que es un ejercicio muy completo para el tren inferior, que es el que soporta el empuje del ejercicio.

El salto al potro entre compañeros es una actividad que nos suena a educación física y es que realmente es un ejercicio muy completo. En primer lugar trabajamos el aspecto aeróbico al correr para coger impulso y saltar el obstáculo. Para el acto de saltar es necesario hacer un gran trabajo de brazos, por lo que incidimos sobre los diferentes grupos musculares que forman el brazo, además de ser un trabajo de estabilidad que involucrará a todos los músculos del core. Junto a esto el trabajo de flexibilidad es alto, pues al abrir las piernas en el aire para sobrepasar el obstáculo debemos ser ágiles y flexibles y a fuerza de practicar conseguiremos realizar esta actividad sin ningún problema.

El pasacalles no es tan conocido por este nombre, pero si lo describimos se trata de dibujar un sendero en el suelo con una tiza dividido en partes, cada una de ellas lleva un número y muchas una prueba que pasar como cambiar de pierna al saltar, tocarse la nariz, coger una piedra al pasar... A pesar de parecer un juego tonto y sin sentido es una actividad que supone un gran trabajo aeróbico, ya que realizamos todo el recorrido a una pata y dando saltos. Esto también hace que tengamos una gran fortaleza en las piernas y aumentemos la tonificación muscular de esta zona, al igual que es un ejercicio de psicomotriocidad tremendo, ya que debemos concentrarnos al máximo a la hora de no salirnos del recuadro marcado y realizar la actividad que nos indican mientras saltamos a la pata coja.

Todas estas actividades pueden parecer muy tontas y nada útiles, pero para personas que no están acostumbradas a realizar ejercicio y de cara a desarrollar un control sobre el cuerpo y una base de resistencia aeróbica son ideales.

Imagen | lrargerich

En Vitonica | Jugar para quemar calorías y beneficiar la salud En Vitonica | La goma, un juego que fomenta la actividad en los niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos