Publicidad

Ensalivar los líquidos, una buena solución para mejorar la digestión

Ensalivar los líquidos, una buena solución para mejorar la digestión
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

La digestión es el proceso por el que el organismo transforma los alimentos en nutrientes necesarios para su correcto funcionamiento. Este proceso se desarrolla en el aparato digestivo, y si nos preguntan a la mayoría solemos decir que en el estómago y los intestinos, que es donde los alimentos se digieren y se asimilan. Pero lo que solemos olvidar la mayoría es que la digestión comienza en la boca, al masticar los alimentos y mezclarlos con saliva. Sobre todo esto lo olvidamos en el caso de los líquidos y semi-sólidos. Por ello vamos a destacar la importancia de masticar los líquidos.

Por norma general pensamos que los líquidos o los semi-líquidos están ya digeridos porque no presentan un aspecto sólido. Es cierto que son mucho más fáciles de digerir, pero no por ello debemos prescindir de mezclarlos con la saliva, ya que de este modo facilitaremos mucho más la tarea a nuestro estómago a la hora de obtener los nutrientes que vamos a recibir con esos alimentos. Pero no solo para una mejor digestión debemos masticar, sino que además lo tenemos que hacer por otra serie de motivos.

Los alimentos como purés, leche, yogures, cremas, bebidas... los solemos tragar sin más, nos llevamos la cuchara a la boca y para dentro. Este acto, aunque parece algo normal no lo es. Debemos tener en cuenta que no es que solo masticar sirva para destruir alimentos en pequeños trozos, sino que además sirve para mezclarlos con la saliva y así acelerar la digestión, pues cuanto más ensalivado esté un alimento más rápido lo asimilaremos. Es cierto que un líquido no se masticará igual que un trozo de pan por ejemplo, pero sí podemos hacer el movimiento de masticado para conseguir una buena mezcla con la saliva de la boca.

Al ingerir los líquidos directamente debemos tener en cuenta otra cosa, y es que al abrir la boca para meterlos ingerimos junto a ellos aire. Si no masticamos ese aire pasará directamente a nuestro estómago, ya que con el masticado lo expulsamos y solamente entra en el estómago el alimento triturado. Al tragar más aire la digestión se hará más pesada, puesto que cargaremos el estómago de gases innecesarios que nos pueden causar dolores estomacales y molestias varias. Por ello simplemente con hacer un gesto mejoraremos la ingesta de líquidos y la repercusión en nuestra salud.

Imagen | pnijhuis

En Vitonica | Masticar bien los alimentos para comer menos y mejor En Vitonica | Comer rápido, una serie de riesgos para nuestro organismo En Vitonica | Trucos para comer un poco más despacio

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir