Compartir
Publicidad
Los mejores consejos para luchar contra el jet lag en tus vacaciones
Wellness

Los mejores consejos para luchar contra el jet lag en tus vacaciones

Publicidad
Publicidad

Si tienes suerte y estás a punto de pillar vacaciones, quizá tengas planes para perderte en una lejana playa paradisiaca al otro lado del mundo. Claro que para eso hace falta al menos un avión, varias horas de viaje y un periodo de reajuste horario.

El jet lag no afecta igual a todo el mundo, pero para algunas personas puede ser un grano en el culo de sus vacaciones soñadas. Por si es tu caso, aquí van algunos consejos para que no se te estropeen las vacaciones por culpa del cambio de hora.

Ve ajustando tu horario

Si eres de los que sabe que va a sufrir por el jet lag, toma medidas preventivas: un par de días antes de tu viaje adelanta tu hora de irte a dormir (si vas a volar hacia el este) o retrásala (si vas hacia el oeste), así irás acercando tu horario al del sitio al que vas a viajar, y cuando llegues allí tendrás parte de la adaptación hecha.

En cualquier caso, descansa

El jet lag produce cansancio por la dificultad de dormir a deshoras, así que intenta no llevar más cansancio acumulado que te vaya a complicar aun más los primeros días de vacaciones. Intenta dormir bien los días anteriores a tu viaje y así, en caso de que te cueste conciliar el sueño los primeros días en tu destino, no será tan arrasador.

avion-pasajeros

Duerme en el avión

Un viaje largo es una buena excusa para echar una siesta preventiva. Si eres de los que no duermen fácilmente en los viajes, prepárate de antemano: nada de café o estimulantes, no te subas en el avión habiéndote comido todo el chocolate del aeropuerto, lleva ropa cómoda y fresca (no muy fresca, a veces la climatización de los aviones puede hacernos pasar frío) y si lo necesitas, antifaz y tapones para los oídos.

Bebe agua y evita el alcohol

Durante el viaje, el ambiente del avión puede hacer que te reseques. ¡Bebe agua como si no hubiese un mañana! Todo lo que te ayude a encontrarte más cómodo y despejado te vendrá bien. Eso sí, intenta prescindir del alcohol para no encontrarte más cansado de la cuenta cuando aterrices.

En tu destino, haz lo que hagan los demás

Una vez que llegues, si el viaje ha sido muy largo, puede que sientas la tentación de echarte a dormir... ¡No lo hagas! O mejor dicho, hazlo solo si es lo que está haciendo la gente de tu destino. Si no, puedes terminar de descacharrar tu horario y luego te costará más adaptarte. En vez de eso, si hay actividad, mantente activo: date un paseo, o un baño, o come algo ligero. Intenta coger el ritmo local cuanto antes.

paseo-bosque-vacaciones

Haz comidas ligeras

En tus primeros días de vacaciones, intenta hacer comidas ligeras para no sentirte demasiado pesado y cansado a deshoras. Desayunos ricos en proteínas y abundantes frutas y verduras te harán sentir saciado, te ayudarán a mantener cierta regularidad gastrointestinal (algo que también se ve alterado con los viajes) y te darán energía sin empacharte.

Breves siestas, pero sin pasarte

Echar una cabezada a medio día puede ayudarte a mantener el ritmo y aguantar despierto hasta la noche, especialmente los primeros días cuando el cuerpo todavía tiene que acostumbrarse a la nueva hora, pero intenta que sean breves, entre media hora y una hora. Si te pasas, puedes desajustar aun más las horas. Todos nos hemos despertado de una siesta que se nos ha ido de las manos totalmente desorientados cuando terminaba de hacerse de noche.

Imágenes | Unsplash
En Vitónica | Así es como el cambio de hora de verano afecta a nuestra salud

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio