¿Es realmente la alcachofa un milagro quema grasa?

Síguenos

alcachofa.jpg

Hubo una temporada en la que la dieta de la alcachofa fue la estrella dentro de todas las existentes. Todo el mundo quería lucir un cuerpo perfecto y para ello recurría a esta dieta milagro que prometía grandes pérdidas de peso en poco tiempo y de forma totalmente natural. Como hemos comentado en infinidad de ocasiones, los milagros no existen en cuestiones de peso y talla, y por ello queremos saber si realmente la alcachofa consigue que adelgacemos.

Los causantes de esta popularidad son su bajo contenido graso y sus altas propiedades diuréticas que nos ayudan a eliminar los líquidos que nos sobran. Es lógico que alimentándonos solo de alcachofas adelgacemos, pero no es algo saludable, aunque al margen de todo esto debemos destacar los beneficios que el consumo de alcachofas tiene sobre el organismo.

Ante todo lo que destacamos de este alimento es su bajo contenido en grasa. Es cierto que sus cantidades son insignificantes para el número de nutrientes que nos ofrece. Por eso la alcachofa es un alimento estrella en toda dieta de adelgazamiento, al margen de modas. Lo que no podemos hacer es basar nuestra dieta en alimentarnos solo de alcachofas. Pero en su composición existen varios componentes que la dotan de un poder especial a la hora de perder peso.

En primer lugar es un alimento con altas cantidades de fibra que nos ayudan a eliminar los residuos que le sobran a nuestro organismo, ayudando además a disminuir los niveles de colesterol en sangre. Otra sustancia que contiene es la inulina, un carbohidrato que el cuerpo metaboliza lentamente debido a su complejidad, y que nos hace aprovechar mucho mejor su energía evitando que se acumule en el organismo en forma de grasa.

Comer alcachofas, además de no aportarnos grasa lo que hace es ayudarnos a regular el mecanismo de absorción de las grasas por parte del organismo, ya que contienen una sustancia llamada cinarina que se encarga de estimular la secreción de la bilis por parte del organismo y lograr así metabolizar mucho mejor las grasas por parte del organismo y así aprovecharlas al máximo evitando que las acumulemos. Junto a esto hay que destacar su funcionalidad diurética, ya que nos ayudará a no retener líquidos.

A pesar de ser un alimento que facilita la digestión de las grasas, la alcachofa no es un quema grasa como muchas personas piensan. Esta premisa es la que ha hecho que creamos que la alcachofa nos adelgaza sin más. Es por ello que debemos tener en cuenta que de nada nos servirá atiborrarnos a alcachofas cuando no cuidamos el resto de la alimentación, ya que sí que nos ayuda a digerir las grasas, pero si son de mala calidad y en exceso el cuerpo las retendrá de igual manera, puesto que la alcachofa no las quema.

En definitiva, la alcachofa no es un milagro a la hora de perder peso, aunque es cierto que en una importante ayuda debido a sus propiedades digestivas y depurativas del organismo. Es una gran ayuda y un apoyo a las dietas bajas en calorías para las personas que quieren mantener su línea. Nunca, en ningún caso es un milagro quema grasas como nos han querido vender durante mucho tiempo.

Imagen | beesnail

En Vitonica | La alcachofa y su relación con la pérdida de peso, ¿Mito o realidad?
En Vitonica | Mi dieta no te sirve a ti, no tenemos los mismos genes

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios