Sigue a

lechuga

Las ensaladas suelen ser el alimento más socorrido cuando se trata de hacer dieta y conseguir reducir el peso a través de una alimentación sana. Es cierto que en anteriores ocasiones hemos comentado la importancia de saber elegir los ingredientes, pero en este post queremos detenernos en el uso de algunos vegetales en ensalada como es el caso de la lechuga, que puede tener más contras que pros.

La lechuga suele ser el ingrediente estrella de la mayoría de ensaladas que se sirven cuando estamos a dieta. Es cierto que se trata de un vegetal muy bajo en calorías, pero a pesar de ello puede tener una serie de efectos en el organismo a la hora de ingerirla de manera habitual. Por ello en esta ocasión nos vamos a detener en los posibles efectos que tendrá en el organismo y en alternativas adecuadas e igual de beneficiosas.

Efectos de la lechuga en el organismo

El secreto de las lechugas reside en su tronco, concretamente en una sustancia que contienen éstos. Ante todo este tronco está formado por látex que aporta al organismo una sustancia tranquilizante y relajante que lo que hace es disminuir la velocidad del metabolismo. Los efectos de esta sustancia aumentan si la lechuga se cuece y se come de este modo más que cruda.

Este efecto que produce la lechuga en nuestro metabolismo hace que en el cuerpo se produzca una sensación como de relajación que a la larga se verá traducida en un aumento de la retención de líquidos en determinadas zonas, así como la proliferación de gases que nos darán sensación de hinchazón y malestar.

Alternativas a la lechuga

Para evitar esto tenemos a nuestra disposición diferentes alternativas que serán igual de saludables que la lechuga en lo referente a aportarnos nutrientes básicos con poco contenido en calorías. Entre las alternativas vamos a destacar las escarolas, las endivias, la hoja de roble… Estas verduras tienen similares características que la lechuga pero no tenderán a hincharnos.

Si además de conseguir los mismos resultados que con la lechuga, existen otras verduras que tendrán un efecto diurético haciendo que nuestro organismo está mucho más depurado y en perfecto estado. Entre ellas vamos a destacar las espinacas, el pepino, los berros, la zanahoria o la cebolla entre otros. Una ensalada con estos ingredientes como base serán muy beneficiosos para el correcto funcionamiento del organismo y evitar la hinchazón causada por la lechuga.

Imagen | www.fmorales.cl

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios