Pimienta de cayena, un gran aliado para el organismo

Síguenos

pimienta.jpg

Las especias son un condimento muy utilizado en la cocina, y es que no solamente nos aportan sabor, sino que además pueden tener muchos efectos beneficiosos en el organismo. Desde siempre el hombre ha hecho de las especies una buena forma de negocio, y es que debido a su importante aporte a la salud siempre han sido muy codiciadas. Este es el caso de la pimienta de cayena, que además de dar sabor a los alimentos puede ser un aliado de nuestras digestiones.

La pimienta es una especia que se ha usado desde hace siglos en la cocina tradicional. Normalmente se presenta en grano, pero a la hora de usarla suele ser en polvo como se consume. Su sabor es intenso y picante, ayudando así a resaltar el sabor de los alimentos. Esta característica es la que hace que muchas personas no toleren la pimienta a pesar de ser un alimento perfecto para el organismo.

Cuando consumimos pimienta lo que destacamos es su sabor picante, aunque nunca reparamos en lo buena que es para el organismo. Sobre todo debemos destacar el contenido es capsaicina, una sustancia no soluble en agua que al ingerirla produce una sensación de calor en la boca, y en cantidades elevadas genera dolor. Esto hace que el cerebro procese este impulso y segregue endorfinas, que nos ayudan a evitar la sensación de dolor. Es por esto que la pimienta se usa para combatirlo.

Entre sus propiedades medicinales debemos destacar otras muchas que hacen de esta especia un esencial en nuestra dieta y cuidado del organismo. En primer lugar hay que destacar la importancia que tiene como estimulador de la producción de ácidos gástricos que nos ayuda a mejorar las digestiones y acelerarlas, algo muy beneficioso para conseguir aumentar la velocidad del metabolismo y lograr que el cuerpo consuma muchas más calorías. Esto es lo que convierte a la pimienta en un aliado de las personas que buscan controlar el peso.

La pimienta también actúa mejorando el sistema circulatorio, ya que nos ayuda a controlar los niveles de colesterol y triglicéridos del organismo. Esto hace que la circulación de la sangre sea mucho más rápida y efectiva, a la vez que conseguimos mantener unas arterias mucho más jóvenes y saludables. Por eso es recomendables en personas que sufren de hipertensión o mala circulación.

Su acción en el aparato respiratorio también es destacable, ya que actúa como mucolítico eliminando el exceso de mucosidad y ayudando a su eliminación. Por este motivo es recomendable el consumo de pimienta en periodos en los que nos encontramos acatarrados o en los que el aparato respiratorio no funciona como debiera. Además hay que destacar el poder antibacteriano que tiene ayudando a proteger los pulmones del ataque de las mismas.

Junto a estas propiedades hay que destacar el alto poder antioxidante que tiene la pimienta, ya que contiene altas dosis de vitamina C y flavonoides que ayudan a proteger las células del organismo y las preserva de las agresiones provenientes del exterior. Por eso el consumo de pimienta puede ser una prevención frente a la aparición de determinados tipos de cáncer.

Es importante que tengamos en cuenta lo que la pimienta de cayena puede hacer por nosotros, y es que no es solamente algo que da sabor a los alimentos, sino que puede llegar a ser un perfecto aliado del organismo.

Imagen | chesnutt

En Vitonica | “La pimienta ayuda a quemar grasas”, desmintiendo un mito
En Vitonica | La pimienta negra puede ayudarte a quemar calorías

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario